Articles

Affichage des articles du août, 2006

Estética

El cartel de letras malva en la plaza mulato gil que decía “Estética", me guiñó un ojo que me sedujo, partiendo por el nombre. Y fui al frente, a la casa central de la UC a averiguar. Se necesitaban 2 años de carrera afín, notas superiores a 5.5 sin ramos reprobados, postular antes de tal fecha y pagar tanto. Yo cumplía todo y había congelado Arquitectura y mi opción era ser vendedora o cajera.

Y así, casi sólo por una tarde soleada de noviembre en que vi ese cartel, cuando recordé el baile en la escuela de Arquitectura (carrera que yo no creía que dejaría entonces) con G., cuando me dijo que su polola era profesora de francés y estudiaba Estética, y a mí me gustó el nombre y asocié automáticamente esa disciplina al francés que también me gustaba (y hablo) y entonces ahí en la calle Lastarria todo empezó a teñirse de malva... y luego de averiguar, otro día, atravesé otra vez la Alameda y fui a "matrículas" y presenté los papeles y calificaba en principio. Al par de seman…

Bienvenida Musas

Un jueves en que yo garzoneaba en "No sólo de pan vive el hombre", la cafetería naturista de mi amiga arquitecta, mi compañera, Co, me dice "parece que va a salir"... Al la semana siguiente me dice, "Ya Katina, tenemos revista. Se llama Musas. Mira yo quiero que tú escribas la columna" (me dijo, luego, que era porque a mí me gustaba contar historias...jijiji, igual es cierto). Y me explicó el perfil de "la columnista", lo desperfilé un poco y lo reperfilé, se aceptó y así apareció Maida, la abogada que cuenta sus cosas en Soy un caso. La verdad me tincaba hacerla como la Charlotte (de sex and the city) versión criolla, porque me era como fácil, ya que me encuentro un poco como ella (por lo perna y el saber de arte, no por lo mina), pero al final Maida tomó personalidad propia. Me gustó tanto el encargo, que cuando la Conny me pidió la columna, le mandé 4 (no lo pude evitar). Eran consecutivas, o sea no 4 versiones de lo mismo. Fue curioso eso, pues…

Una experiencia mundial, postulen

*Este es un post especialmente para todos los visitantes de menos de 30 años, con ganas de viajar, postulaciones hasta 25 de agosto solamente... Hace un tiempo conté en un post llamado La Creaciónaquí, que el 2002 cuando fui a Tokio y a otros lados (Vancoover, Hawai, Singapore yCaims en Australia) , conté el asunto a un medio que no me pescó, mandé fotos y detalles impresionantes, como un encuentro imperial, que se perdieron en la web... En fin, parece que este año la gente está más atinada y el viernes salió un artículo en el mercurio sobre este programa, en el que fui becaria, y líder de Chile (o sea estar a cargo de la delegación chilena, y de un grupo internacional a bordo y eso implicaba un viaje más a Tokio y harta más respondabilidad y regalías) y que a mí, y a muchos, nos cambió la vida. La chica citada en el escrito, la Sindy, fue conmigo el 2002, yo caché que ella era súper buena gestora en los preparativos (bien arduos) y fue mi segunda (el líder designaba a 2, ella fue una,…

CONEXIONES

La palabra Enlace siempre me sonó a química… y entonces le llevaba la pregunta ¿covalente o iónico?. Como si la cosa fuera menú…

De las ciencias, la verdad las matemáticas me costaban (según mi padre ingeniero, toda la culpa que yo me crea mala para los números es de una profe-bruja en segundo y tercero medio, pero la verdad verdad era de antes).

Aunque en mi defensa puedo decir que como quería TANTO TANTO TANTO ser arquitecta, pues saqué 750 en la PAA (ya sé que es demodé, pero así era –PAA y no PSU-, y el año 91 era igual difícil ese puntaje ¿o no?). Y en la Universidad de Chile aprobé cálculo, álgebra y geometría analítica, (con puros 4 y tanto, ok, pero igual pascual).

Volviendo al colegio, la física me parecía fascinante por su manera de explicar el mundo sensible… y misteriosa. O sea never caché cómo se calculaba el roce o cómo determinar que el movimiento rectilíneo uniforme se comporta así, que el otro asá, menos supe diagnosticar dónde ocurriría -y la magnitud- de los encuentros…

Amores perros

Creo que la Rocío tenía 10 años cuando llegó el Nino a la casa. Creo que le puso Nino por Nino Bravo, o el papá le dijo que le pusiera así por ese cantante. No recuerdo bien. El Nino era cachorrito, hijo de la perrita de algún conocido que olvidé… Fue el primer amor de la Rocío.

La Goci primero llevaba al Nino de vez en cuando a la pelu de cerca de la casa, la clínica ahí de Vitacura con Jerónimo de Alderete. Lo llevaba caminando. Era muy divertido: ella chica y su cachorro yendo a la pelu…

Después fue un tiempo a una vet que estaba en el shopping, pero con el tiempo y preguntando y viendo, mi hermana aprendió a bañar, desempulgar, verle los dientes y las uñas al Nino. El año 1993 le tocó viaje a Europa con su curso a la Rocío, allá la alcanzó el papá, y ella con 16 años, lo único que quería era volver y ver al Nino.

Llegó cuarto medio y la Rocío pensó en odontología …por la cosa de los dientes (porque es fijada en eso), pero al estudiar, eso era muy poco, había que abarcar todo el cuerpo…