Arranged Marriage

Conocí a una chica de Pakistán el sábado, tuvimos una conversación que me dejó pensando...

-Do you know where is the cafeteria?-. Me dijo la chica jovencita, con un inglés bien extraño para mí.
-Yes, but I think it's close, because is Saturday.- Respondí, mientras guardaba mis lapicitos en el estuche, porque no lo dejaban entrar a la sala (sólo los lápices, goma y saca punta, nada de estuche).
-Do you go there?
-Yes .- Asentí.
-Can you show me?
-Of course! -Le dije. Ella sonrió...
-Are you married? -Me preguntó.

Wow. La pregunta... Igual no me importa, pero es como raro que alguien que no te conoce te pregunte eso, ¡Antes del nombre incluso!.
-No, I’m not. You?
-Yes, and I have a baby.- Dice ella, con una sonrisa enorme.
-Really? How old? -Le pregunto mientras escaneo a la chica, que me parece tan jovencita...

¿Tendrá sangre asiática, a pesar de sus ojitos no rasgados, que se ve tan cabra?, I wondored...

-Almost two.-Dice.
-Cute! -Digo, poniéndome la chaqueta.
-Where are you from? -Me pregunta.
-Chili... -Mira con cara de ¿Eso se come?...
-Chile. –Repito en español-...Do you know where it is?...
-Oh, no, no...-Dice ella-.... I’m from Pakistan.

Y entonces empiezo a escudriñar en mi memoria, en qué parte del mapa está ese país, y cuál es su capital. Y la verdad, no son datos muy prístinos en mi cabeza llena de IELTS ese día. (Igual, ahora que veo Wikipedia, me percato que no es mucho lo que sé de la actualidad de ese lugar, me sabía las invasiones... Pero hasta ahí, qué vergüenza...).
La chica y yo vamos a la cafetería y está cerrada... "Oh, I really need a tea", me dice ella, en su inglés raro. “Outside, close, it’s a Mac Café, I had breackfast there already, this morning”. Respondo. La chica me pidió si la podía acompañar, y accedí. Ella se cubrió de la lluvia con una estola de estampados bordados que llevaba en los hombros, yo, con el gorro de mi cortaviento.
Estábamos en el MacCafé y yo iba a comprar un sándwich, ella me dice que no, que ella tiene uno y que lo puede compartir. Compro un té y volvemos a la UTS, como ella quería. Nos sentamos por ahí, saca el sándwich y me da la mitad, pone galletas a disposición también, me cuenta de su país, de su familia, y me dice que son musulmanes...
Pienso en eso. Nunca había conocido una persona musulmana. De esa religión, el Islam, lo que sé es por la historia, las invasiones, Mahoma, algunas guerras santas. Las mezquitas de Córdoba y Santiago que he visitado, la arquitectura, las películas, la teleserie el Clon, el Centro Cultural Islámico de Buenos Aires (el más grande de latinoamérica) al que fui para instruirme el 2005... Pero a una persona "nacida y criada", practicante, así para conversar, no, nunca. Era mi primera vez. Y me acuerdo de los matrimonios arreglados...
Eso que para mí es de la época de la revolución francesa lo más moderno, o sea, ¡Más de 200 años atrás!...Y entonces, no sé cómo se dio la cosa, pero le pregunté.

-For you, muslems, the marriages, still arranged?
-Usually, yes...
-Yours?- Le pregunto.
-Arranged! -Dice ella, con una sonrisa de oreja a oreja.

No puedo creer que me lo diga tan feliz... Me cuenta que la primera vez que vio a su marido fue el día que se casaron. Que por supuesto ella no pololeó antes con nadie, ni con él, y que él tampoco, con nadie. Tiene 24 años. Su familia acordó casarla con la familia de su marido, cuando ella tenía 22 y estudiaba ciencias en la universidad. Le pregunto si a ella eso le parece bien, y me dice que por supuesto. Que el matrimonio es algo muy serio, y que por lo tanto, la gente joven no sabe lo que necesita, y en cambio la familia sí.
Me imagino que las razones para elegir a fulano a sutano son económicas, pero le pregunto cuáles son los criterios para elegir a un marido... Me dice que su familia eligió a este prospecto, porque venía de una familia honrada, religiosa, y no era rica pero tampoco pobre, y por tanto podría satisfacer sus necesidades.
Me imagino entonces que ella no puede trabajar... Pero me había contado que estaba dando el IELTS para proseguir estudios de postgrado. Me dice que si bien se permite que la mujer trabaje fuera de casa, el Islam prefiere que las mujeres se queden en el hogar, por la familia. Pero, que lo que ella quiere estudiar (ser profesora de ciencias en colegio) le toma 2 días a la semana, por lo cual su marido no se opone. (Acá está lleno de carreras que se dicen full time, pero tienen 2 ó 3 días por semana, no 5). Y me imagino que esa carrera le acomoda, pues puede estar fuera al mismo tiempo que su hijo va al colegio...
Le pregunto qué pasa si a uno no le gusta la persona con la que se casa o si no se quieren o llevan mal, si se pueden divorciar... Me dice que sí (“ohhh yes”, dice como diciendo “eso no es un big deal”), y que se pueden volver a casar sin problemas. Pero, me cuenta, que ella conoce muy pocas personas que se han separado. De chicas como ella, sólo tres (no me dijo de cuántas, pero me imagino que de varias).

Le pregunto si tiene que andar tapada, (ella no lo estaba, pero sí tenía la estola -que podría haber usado de turbante y/o velo, en los hombros). Me dice que depende de cada familia, del marido. Que el Islam lo que predica es que una mujer sólo se puede mostrar a su marido (todo todo, enfatiza ella, pero sólo al marido, a nadie más), por lo cual las mujeres no pueden usar escotes o faldas cortas, y por eso ella anda con ropa suelta (es bien flaquita y anda con jeans). Pero que cuando va a la mezquita, se tapa.

Me cuenta que su marido trabaja en no sé qué empresa, que hace dos años que viven en Sydney, que su hijo nació acá, que es australiano. Le pregunto entonces que va a pasar si tipo 12 ó 14 años su hijo tiene una polola, como todos sus compañeritos... Y ella, se pone seria y dice: “No, él muy australiano será, pero es mi hijo y tiene que obedecer mis reglas, y tiene que seguir la religión de mi Pakistán, el Islam, y si no, me devuelvo a mi país, porque a mí me interesa más los valores de la familia que los dólares”.

Por supuesto no ahondo, pero me parece increíble que ella, habiendo decidido emigrar, teniendo un hijo, quiera mantener lo bueno de este país, lo que a ella le parece bueno, y tener una cultura propia al margen... Cómo si se pudiera crecer al margen de un gigante como la cultura envolvente... Al margen de las conversaciones, de la televisión, de las costumbres, de las comidas... Entiendo que ella quiera conservar sus tradiciones, pero ¿Cómo querer conservarlas inmaculadas de otro país con otra lengua, y otra historia?...

Me dio una pena esa guagua que crecerá en una familia que le prohibirá el adaptarse, cuando desde Darwin se sabe que es la ley de la supervivencia...Son las 2 pm, le doy unos tips para su speaking que parece no haber preparado muy bien, y ella se va...

Me quedo pensando... Matrimonios arreglados, ¿Será bueno? ¿será verdad que una familia se puede “armar” y tendrá más chances de ser funcional?... Recuerdo tantas personas que conozco que se casaron tras un supuesto amor apasionadísimo y luego de un par de años, separación con cicatrices, que a veces se ven más y otras menos, pero siempre están, sobre todo si hay niños... ¿Dónde se fue entonces todo ese sentimiento tan fuerte que hizo prometer “sí, para toda la vida”?...Pensé en la cantidad de moteles con pollo al velador y la tasa de infidelidad, de mujeres golpeadas, y demás...

Me han pasado otras cosas, he tenido otras conversaciones con respecto al matri y a la familia y a las religiones y me queda aún dando vueltas...¿Será bueno un matri arreglado por la familia que sabe cómo es la vida?, ¿o mejor sólo tenerlo si uno encuentra solito a quien quiera, y lo logra mantener o no tenerlo, si no?....

Imagen: Bandera de Pakistán, sacada de Wikipedia.

Commentaires

Anonyme a dit…
Excelente post!
felicitaciones!
Aynna Dannan a dit…
Qué buen post! Y qué buena experiencia conocer a la niña... supiste su nombre?

Me necesitabas ahi como amiga ñoña para contarte de Pakistan y su relación/no relación con India, su capital... etc... mis datos freaks...jajja.

Sigues viendo el lado cosmpolita de una ciudad como Sydney y de un país multicultural como Australia. Aprovecha estas experiencias como sé que lo haces y te felicito por contarla así, hasta con el idioma no materno de ninguna de uds.

Besos
Cómo anduvo eso del IELTS? Merece post aparte?
Anonyme a dit…
Qué increíble como la cultura define a los individuos, lo que para alguien es normal...para otro una locura, una aberración!!. De todas formas también me quedé pensando y sentí pena por ese niñito, cuyo entorno social y familia serán tan diferentes...casi opuestas!! ...quién sabe en qué termine eso.

Súper interesante la experiencia
Que estés muy bien

Saludos

Leslie.
Anonyme a dit…
Algo que numca lo havia pensado....bien interesante. sigue escribiendo.

chaaaooo,
Javier
Fer a dit…
Wow! Inceible post. Conocí una niña Irakí en el avión, pero ennoviada con un alemán divorciado y con hijos.También me contó de matrimonios arreglados, pero ella estaba totalmente en contra. me contó que cuando se quería juntar con su familia (que estaba en Irak), lo hacían en Turquía, punto medio entre Alemania e Irak. Amazing.
besos

Fer

Posts les plus consultés de ce blog

Los 10 mejores piropos de mi vida

Bye bye Wai Kitai

El arte de mi alma (la previa)