Entrevista en TVN

Fui hace poco a una entrevista con un editor peso pesado de TVN y me hizo varias preguntas.

Lo siguiente es un extracto de lo que me pareció más relevante de dicho encuentro:

-Katina, ¿Viste eso del hacinamiento de las cárceles? ... Si yo te mandara a reportear eso, ¿cómo lo harías?.

Le contesté:

-Buscaría una historia. La historia de algun tipo ahí, la historia de alguien que hubiera estado ahí.

El súper editor preguntaba medio divertido (según yo): "ya, ¿pero cómo?".

Yo le decía que preguntaría a los guardias por alguna historia para entonces ubicar al protagonista. Y que no llegaría con toda la parafarnalia (cámaras, autos, etc.). Sino sola... y en onda "hola, permiso".

El editor top se reía (¿me habrá encontrado muy ingenua?). Y me decía : "¿Y tú crees que te van a contar así como así?".

Yo respondí:

"La verdad no sé pero así lo he hecho siempre que he tenido que hacer cosas así -que fue para la Universidad y para una que otra pega suelta por ahí- y hasta ahora ha resultado. No sé porqué pero no he tenido nunca problemas para que la gente me cuente sus cosas. Supongo que porque sé generar "espacios de confianza" (así les digo yo, pero no le dije a él) para que las personas se sientan libres y a gusto para decir".

(¿Será que hace mucho, cuando me iluminé con el tema de trabajar la humildad, aprendí a no juzgar los actos del otro y a escuchar sin interrumpir, sin querer adivinar lo que viene, dando tiempo para recrear las emociones ?).

Y agregué, entre humilde y digna:

"Además no sé hacerlo de otro modo, y para mi tesis hice un piloto en video, donde justamente entrevisté a un ex reo" (cierto, of course, y además obtuvo premio el 2005).

Él dijo:

"Ok, otra cosa. Katina, qué pasaría si yo te mandara a hacer un reportaje para las nocticas sobre el SIDA. Pero que yo pidiera un enfoque distinto, por ejemplo el SIDA en las mujeres, ¿cómo lo harías?. Piensálo mientras yo veo un poco el partido" (el mundial estaba en pleno).

Lo medité un poco hasta que su mirada me indicó que era momento de hablar y le dije:

"Yo creo que iría a esas fundaciones donde está la gente con SIDA y buscaría alguna historia.... Pero ahí necesitaría más tiempo. Hay que proceder con cautela".

- Y ahí recordé las conversaciones sobre los "seres sufrientes" de esos días y dije:

"Porque las mujeres con SIDA son seres sufrientes... gente que considera que tiene una especie de maldición inmerecida. Gente que no quiere ser vista como maldita, ya es más que suficiente con serlo.

No son como los reos, ahí todos quieren decir y aparecer. Todos quieren ser importantes y salir en la tele, los seres sufrientes no. Son personas que se sienten atrapadas sin salida en una sociedad que no las contiene. Y no quieren figurar por ello, es más, hablar sobre eso es hundir el dedo en la herida sin sentido. No tienen ganas de hablar de eso consigo mismos, menos quieren hacerlo en público.

Y lo sé porque a mí me entrevistaron por ser "cesante con título", que espero que sea reversible, y me costó mucho dar mi testimonio. No es fácil hablar de algo que a uno le duele mucho, que uno siente que eso lo ahoga y lo hunde, y de lo que no se sabe cómo salir...

Para que un ser sufriente te hable sobre su dolor, debes convencerlo del bien de exponerlo y ser cuidadoso y respetuoso y para hacer un reportaje sobre eso, ello implica tiempo, al menos para mí".

(No le dije pero me imaginé como Erin Brokovich -la peli- cuando ella va a las casas con sus niños, y se sabe las dolencias y los teléfonos de cada persona. Es un compromiso. Y eso ella lo puedo hacer por ser un ser sufriente -sufría el ser madre soltera sin pega todo el rato- y empatizaba con la injusticia que evidenciaba. Sin esa empatía jamás habría hecho lo que hizo... porque si bien al final le generó N guita, al principio, sólo era gasto y energía y sólo por conciencia humana... por no ser un ser en serio indiferente al dolor, por ser sufriente.. si no lo hubiera sido, no se habría tomado toda la molestia que se tomó... por casi sólo bolitas de dulce).

Luego él me dice:

"Mira, si existiera el caso de un tipo, un profesor de un colegio, que está acusado por abusos deshonestos... hay testimonios de padres, alumnas, pero no hay ninguna prueba. Y yo te mando a esperarlo a la salida del colegio... y lo grabas pero el tipo no quiere hablar. ¿Qué harías?".

Pienso la respuesta y recuerdo un caso que vimos en deontología... el caso de un tipo medio nazi que se suicida y la pregunta es ¿qué responsabilidad tuvieron los medios en ello?... Y recuerdo los derechos de imagen... y varios derechos y el caso del novio de una amiga mía, en los años 80, en Europa, que aparece como asesino en varios medios del mundo y no era tal cosa... y la película del otro día cuando una estafadora se hace de los documentos de una mujer honrada y le friega los antecedentes por muchos años y muchos juicios ( y en ese minuto de mí misma cuando robaron mi ci y compraron cosas con él y aparecí en Dicom y tuve que hacer un medio atado para limpiar mi nombre)...

Y en el choque de mi amigo reporteado por la tele (me lo mostró en video) donde me dice: "¿Cómo dicen lo que dicen esos periodistas, Katina? ¿o sea la testigo que ponen llegó muchos depués, -fíjate en las luces del lugar- ... Dicen que yo venía por tal lado y eso es imposible porque la calle sólo tiene sentido para el otro, y mira la imagen, si fuera como la periodista dice... lo que pasó por la derecha según ella, tendría que haber sido por el frente.

Y mi amigo extranjero que trabaja en Hacienda cuando dice: "O sea el periodismo aquí definitivamente miente porque no investiga".... Y la directora de Obras de la Muni de Lo Barnechea que casi me recibe como gata arisca suponiendo que yo iba a tergiversar todo lo que ella me dijera, "porque perona, pero tengo pésima opinió sobre tus colegas, incluso amigas de mi hija". Le prometí lo que me parece que corresponde, y que se hace en todos los demás ámbitos por cierto, pese a lo que digan sobre "el derecho a la información". Le dije que cuando tuviera el escrito, sobre su partre, se lo enviaría para que me dijera si yo había entendido bien.

(En general lo hago así, y no pongo lo que el otro no quiere decir -finalmente, ellos son los dueños de la info, no yo-, y es maravilloso, la gente se siente respetada, uno precisa y aclara y mucha veces vuelve contudente aspectos medios fútiles. Además la relación humana se ve fortalecida, en vez de mermada.). Obvio, alguien como yo, poco dada a las confrontaciones, más lenta y excesivamente rigurosa a la hora de buscar todas las fuentes involucradas, tarda más... no sirve en un espacio donde "no importa donde vamos, pero vamos ya porque estamos tarde".

Y vuelvo al "¿ qué harías con ese profesor?" y recuerdo que yo no soy así, no comulgo con decir sin ponerse previamente en los zapatos ajenos... y con todo eso le contesto al editor, una respuesta quizá nada de vendedora en ese minuto (¿debí decir que me las ingeniaría como los periodistas de farándula para que dijera algo sí o sí?):
"Si no tengo ninguna prueba, no diría nada".

Él sólo me miró.

Luego, ante ciertas preguntas mías, me dijo que tenía ciertas dudas con respecto a si yo podría llevar a cabo ciertos proyectos... Pero como las tendría con con cualquiera que no fuera periodista porque él el único mundo que conoce es el del periodismo...

(Yo creo que eso último me lo dijo sólo por buena crianza).

En fin... El súper editor, al despedirse, me dijo:

"Katina, debiste haber estudiado periodismo"....

No sé si me lo dijo por "si fueras periodista no hubieras dicho tanta tontera junta" o como diciendo "el periodismo se perdió a alguien con potencial"... o por "lástima por ti, pues aunque tengas un master en periodismo...no te puedo contratar sin el título de periodista".

Le respondí. Y dije la verdad:

Cuando yo era chica (y hasta hace poco) no podía no escribir, era casi como respirar, escribí siempre porque me fue inevitable no por una intención de hacerlo... y cuando tenía 17 años, más porque un pololo y los profes me dijeron que por voluntad propia, entré a estudiar periodismo, a los 18- a una privada sí (sí... pasé por ahí, lo reconozco, pero lo revertí)- . Pero al poco andar me dio vergüenza tener ese título, donde todos se abogaban el derecho de decir y opinar sin estar debidamente documentados. Sin leer nada.

Salí de ahí rauda sin terminar el año para ser arquitecta... que tampoco fui (pero ahí sí traté en serio, 4 años). Pero no lo logré... porque en verdad nací para las comunicaciones, no para la construcción urbana, aunque yo no lo sabía entonces.

Para mí esto de ser preguntona y contar historias era como un hobby, algo natural de todo el mundo, no para dedicarse a eso profesionalmente. Para eso, en mi caso, estaba la arquitectura...

Igual ahora no tener el título -de periodista-, por (posibilidades de) pega, me pesa N frecuentemente ( y ya no tengo money para volover a la UC). Aunque con el master estimo estar igual o más capacitada para hacer periodismo que los que hicieron pregrado (y no sólo yo lo considero, otro editor, top, joven y de la UC like me, de TVN, piensa lo mismo que yo...pues es la tendencia mundial, estudiar algo, saber y luego aprender a contar, o sea hacer periodismo en postgrado, que fue lo que hice yo... quizá él -este editor joven- sí me llame para alguna cosita... ojalá, tengo demasiadas ganas de hacer Tele).

Anyways, cuando el Gran Jefe de TVN me preguntó lo del SIDA, supe que ese reportaje, como otros de alma frágil, yo lo podría hacer, por el hecho de ser un ser sufriente (muy a mi pesar, pero lo soy, y para esas cosas sirve... yo creo).

(Igual el editor top no me llamó más... así que quizá fui descartada por respuestas políticamente incorrectas). Pero yo soy sincera, par default....

Cuando conté esta historia por ahí sentí que todo esto fue la evidencia de un nicho...

Es decir, obvio, yo sé que lo que la lleva en el journalism es el golpe noticioso, la cosa light, la farándula, lo que fulanito le dijo al del bando opuesto y demás... y no sirvo mucho para eso creo, (creo que el editor top también lo vio) pero evidencié que para reportajes de alma frágil, ahí, seguro, nadie me gana...¿ o no?

Commentaires

gonzalovillar a dit…
Pese a la televisión, mi alma se va quedando vacía y sobran letras, cuando me me faltan ideas.
Katina a dit…
Le escribí al editor "peso pesado" de TVN contándole que había escrito la entrevista here, para que la leyera y viera si le molestaba que la pusiera (y porque como una vez mi amiga Ale me dijo: uno no puede hacer público algo privado sin el consentimiento del otro involcurado), ergo le dije al Mr. y él respondió esto (por mail):

Estimada Katina.
Sospecho que me grabastes la entrevista.....o tienes una memoria formidable.Sin embargo,eres excesivamente generosa al calificarme de Editor Top,Super y otros agregados.Quizàs lo de Editor Peso Pesado es mas cercano.No tengo objeciòn por nada.Està basado en una charla real,con algunos comentarios tuyos,que son personales y por eso valen.Creo que tienes muchas condiciones y no tengo necesidad de decirtelo,porque lo debes saber.Si alguna vez tengo posibilidades de recomendarte para un cargo con tu perfil,y nivel de conocimientos,no dudarè en hacerlo.
Recibe mi cordial saludo,

(él puso su nombre, su cargo, y su fono, obviamente... yo no lo pongo por si él no quiere)

Le respondí -por mail- que no grabé nada (es cierto), que me acuerdo de lo que me importa... siempre me acuerdo...eso. Igual encontré top que en el canal de todos los chilenos pesquen a una chilena "de a pie".
Eso
Katina
Elisa de Cremona a dit…
yo creo que para ser periodista, no se necesitan saberes, sino sólo parcializados conocimientos de alguna cosa, además de una capacidad desorbitada de blablá para decir nada en 500 palabras y sacar información vendedora, a cualquiera.
habría sido bueno ponerte ahí, siempre es necesario una voz completa en esos medios tan, pero tan... cómo decirlo, "ilustrativos"?
un besote querida
Samanta a dit…
Katina:
A mí me dijeron que fuera periodista, con puntaje de test y todo. Menos mal que no hice caso, porque ahora lo que me gusta por sobretodas las cosas es la subjetividad, que termina por parecerme más real, honesta y verdadera que la objetividad pretendida de poner una cámara o una grabadora, apretar play y después omitir o enfocar de una manera (es imposible no hacerlo) y después decir que eso es verdad.
La superficialidad televisiva no va contigo querida, yo a ti te daría una columna o algo así (o un proyecto documental más engrupido, a lo Mi Mundo Privado o algo así).
Espero que estés bien y consigas pega pronto.

S.
Pablo a dit…
Hola, llegué aquí por una sucesión de links... está super bien escrito tu relato, felicitaciones, un placer leerlo !
Bueno, yo no soy periodista, vengo del mundo de las ciencias sociales, y recuerdo de mis años -también en la PUC- que siempre pelaban a los periodistas por superficiales y light...
Creo que hay varios problemas implícitos en esto como trasfondo:
Primero, asumior que esta asociación periodismo = superficialidad tiene alguna base real por lo que uno puede ver en la mayóría de los medio masivos actualmente,
Segundo, que no debiera por qué ser así, creo que al periodismo le hace falta una cuota de profundidad y también de subjetividad (hoy prima la dupla de supuesta "objetividad" y liviandad)... después de leer tu relato, a riesgo de parecerme a muchos "periodistas" :-), diría que a la prensa nacional le hacen falta Karinas...
Tercero, este no es un propblema sólo del periodismo, tal vez se concentra ahí proque es más visible, pero afecta también a otras disciplinas, pienso en la sociología y la ciencia política que es lo que más conozco... a veces por un afán de ser impecables metodológicamente, no logran llegar al fondo sustantivo de los problemas o fenómenos sociales que analizan, u otras veces por un afán pseudo "científico" objetivizante no logran captar bien toda la trama subjetiva que está involucrada en la realidad social.
En fin gracias, por provocar estas reflexioens a través de tu escrito.
Salduos, Pablo.
Esperanza a dit…
Kati, está super bien escrito tu texto. me dio risa, lo iba leyendo y era como si me lo fueras contando. Me encantó.

Un abrazo para ti, querida amiga,

Nadiesda

*Y no olvides comentar en mi blog de vez en cuando. Si quieres, invita a alf¡gunos de tus amigos bloggeros. Quiero que entre gente, pero no me pesacan mucho. Ja ja

Posts les plus consultés de ce blog

Los 10 mejores piropos de mi vida

Bye bye Wai Kitai

El arte de mi alma (la previa)