Esos dos luceros, que cuando los abro...

Una de mis mejores amigas de la vida se llama Constanza, (alguna vez la cité, aquí), y tiene MUCHAS virtudes...

Una de las principales, para mí, es que tiene "Inteligencia Relacional" y yo trato de emularla... pero soy pésima alumna...

Y otra de sus virtudes, además de ser hospitalaria y generosa, es que es sensible a varias manifestaciones artísticas, desde la sensación, más que desde el conocimiento.

En ese sentido, tuvo el buen juicio de mandar, a varios, incluida yo, un sensacional archivo en power point de fotos del National Geaographic (con música).

Obviamente, dentro de las fotos de la selección, está esta portada famosa de los '80.... Y si bien me gusta, la expongo además de por referencia, porque me remite a otras cosas....

Cuando yo era chica, y vivía con mi mamá, era muy cercana a una parte de mi familia (los tíos de mi mamá, que eran -son- como mis abuelos). Yo era la mayor de los primos, y era muy "comentado" ahí (según mi info, que puede no ser muy fidedigna) "lo buena que es para leer la Katinita"...

Y entonces, un buen día, la tía de mi mamá llegó a la casa con un montón de libros..."Tenía que despejar y sé que de todos, a la Katinita es a la que más le va a gustar" dijo, o algo así . Y dejó los libros. Yo quedé embobada... no me cabían en la pieza...

Había un libro gigante de China (que a mi hermana Rocío le fascinó). Ahí aprendí de la invasión de los móngoles a China y una serie de tradiciones y cultos, que jamás me imaginé -hasta que leí "Los viajes de Marcopolo"-, pese a lo que me contó el papá, cuando volvió de un viaje a ese país, en 1980, acompañando y asesorando a Elías Figueroa. (Sí, esa es otra MUY buena historia, que algún día contaré). O entrevistaré a mi papá para que la cuente... porque él la cuenta MUCHO más entretenida que yo....

Bueno, la cosa es que dentro de la "camada" de libros, venía la colección en inglés de la National Geagoghic. Yo tenía como 11 años creo o menos. No sabía que existía esa revista. Y quedé absolutamente maravillada con las fotos. No sabía inglés. A penas entendía lo que decía... y entonces me imaginé que yo sería una escritora y fotógrafa de esa revista (¿quién no soñó con eso alguna vez?)... bueno, a mí me duró harto tiempo... pero no sabía cómo se hacía, dónde quedaba (recordemos, entonces no existía google...).

La cosa es que yo miraba las varias revistas y entonces vi esta, la de la foto. Yo quedé TAN impresionada. No entendía qué era "Afganistán", dónde estaba... sólo vi unos ojos verdes de mirada intensa... No sabía entonces que los ojos pueden ser tan expresivos (eso lo supe mucho después, cuando estudié la escultura griega), ahí sólo lo vivencié...

Busqué ese país en el mapa (un planisferio que mi papá me había regalado y que tenía colgado en la cabecera de mi cama). Yo creía que estaba en África por el nombre (no sé, me sonaba a África), pero no, era Asia...

Era cerca de China, pero la niña de la foto no tenía ojos rasgaditos... y por ahí en en artículo vi la palabra "islam", que alguna vez le había escuchado a la karen Ebensperguer. (Ella me encantaba porque era a la única persona en las noticias que le entendía lo que decía).

Yo entonces, lo único que sabía era que en "islam" (que yo creía que era un país), usaban velos las mujeres en la cara y lo encontraba impresionante.... Pero la niña estaba con una "toga" no con un velo... Todo era muy misterioso-seductor para mí...

Muchos de años después, apareció un "combo" y uno se podía suscribir a la NG con la cuenta de la Telefónica. Mi hermana, estudiante de vet., ni lo pensó, y pues empezó a llegar la revista, ahora en español, al Arrayán. Yo estaba feliz...

La Rocío veía lo de los animales, y yo conocí (en fotos) la ciudad de Petra y algunas tumbas de faraones, entre otras maravillas del mundo antiguo, que ellos reporteaban a todo color.

Un día, llegó al Arrayán la National del mes, con la misma foto de los años 80 o por ahí, la foto de los ojos verdes que vi en mi niñez...

Salió en todos los diarios y en el artículo, que el fotógrafo buscó años a la mujer de la foto... y que en la (enorme) historia de la National Geographic, era la primera vez que se repetía una portada...

Ese día entendí que lo que me había pasado esa vez, de chica, era algo que le había pasado a mucha gente. Eso que pueden provocar ciertos artistas... cosas que te mueven el alma, sin saber cómo ni porqué.

Me acordé de esta historia cuando vi las fotos que mi amigui me mandó... y la quise compartir.

Commentaires

Posts les plus consultés de ce blog

Los 10 mejores piropos de mi vida

Bye bye Wai Kitai

El arte de mi alma (la previa)