lundi, février 06, 2012

Me pasa…

 

Me pasa que a veces me da rabia pero me quedo callada.

Me pasa que a veces algo me duele mucho, pero hago como que está todo bien…

Me pasa que lo difícil de todo me indigna, me angustia y me bota…

Me pasa que me canso y me canso y ya no quiero tratar.

Me pasa que a veces quiero, pero no me atrevo…

Me pasa que, muchas veces, tengo miedo de atreverme o de no atreverme… y me paralizo.

Me pasa también que me pongo feliz con un mail o una llamada.

Me pasa  además que, últimamente, espero recibir visitas a Azul, desde bien al norte, y cuando ocurren, y este verano han ocurrido algunas, me pongo contenta, nerviosa y divago… 

Suelen ser breves y silenciosa y sé que no necesariamente significan algo. Pueden ser y no ser tantas cosas… Pero me pasa que igual me gustan… mucho y ahora hasta las espero…

Anoche ocurrió. Y desde anoche que me pregunto, otra vez, si mejor sí o mejor no…  Y entonces me acordé de un video que vi hace tiempo, y que postée en el otro blog…

Ese post se llamaba “cuando atreverse marca la diferencia”… y el título es debido a este hermoso cortometraje, que, en verdad, vale la pena ver… (alemán, 15 minutos, música de esas que llenan el alma: ”El sueño del Caracol”)

Pd- Cuando escribía esto sonaba “Música ligera” en mi radio y los versos “algún tiempo atrás, pensé en escribirle”, “nuca sortée, las trampas del amor”, “no le enviaré cenizas de rosas”, “ni pienso evitar el roce secreto” , “nada nos libra, nada más queda” y algunos más me hicieron mucho sentido…

Aquí el video con Soda, y por ende Gustavo Cerati, en vivo… otros tiempos…

Cosas de poca importancia...

Algunos de mis libros de poesía “Te mandé un audio contándote cosas… Cosas como las que suelo contarte. Pero ya llevaba más de 8 minu...