Articles

Affichage des articles du juillet, 2007

La verdad (o "Dame tu palabra")

Image
Mi primo Pablo, Pali para la familia, (hijo menor del hermano mayor de mi papá), además de ser psiquiatra y poeta (aquí, el último poema que me envió), es el primo que más quiero y vive en La Serena*. Podría decir hartas cosas de él, como que me dice, cada vez que hablamos, "Hola primavera, porque eres mi prima-vera, o sea mi prima de verdad". Y juega con el lenguaje conmigo, y los dos nos reímos con eso siempre.

Pero ahora quiero contar que me mandó un p.point cuyo asunto decía "¡Qué verdad, más verdadera!"... y lo vi y me encantó (aquí lo linkeo, tiene audio)... Y tras leerlo, me hizo recordar algunas cosas de mi vida...

(Bueno aquí viene la parte en que pongo "¿más?" y el que quiere sigue leyendo... Pero ese "truco" está malo y no lo he podido arreglar... Así que el que quiera, que juegue a que había un "¿más?" y siga leyendo... si quiere, obvio).

El principio

Voy a partir con dos citas de Mahatma Ghandi. Para mí, uno de los hombres más…

Gracias a los amigos

Image
He estado triste, muy triste, por muchas cosas que no tiene ni un sentido para mí explicar aquí.

Cuando uno está triste, muy triste, no quiere verse, ni ver. Siente que no tiene asidero, que flota, y siente que lo bueno de la vida se congeló. Por eso elegí esta foto.

En esta foto, no veo ni me veo. Estoy en un lugar donde no puedo poner los pies en la tierra, y donde siento todo congelado, como la nieve de mi entorno.

Y si bien mi familia me apoya de diversos modos, esta vez quiero hablar de esa "otra" familia, la familia que uno elige. Los amigos y las amigas.

Algunos amigos, y algunas amigas sobre todo, han sabido de mi tristeza, o lo han notado. Y sin merecerlo, me ha llegado un huracán de cariño. De ese cariño del alma que ayuda tanto, TANTO, a transformar un rato, las lágrimas en risas. Y a veces también, a poder llorar, sintiendo que a uno la acogen y que no es vergonzoso tener tanta, tanta pena, aunque no sea la tercera guerra mundial.

Quiero agradecer con todo mi corazón …

Mancomunión con latidos de corazón

Es impresionante lo que se puede ( o se pudo) hacer con un buen equipo, en 1 minuto y 15 seg... en danza, sonido y publicidad... (la música vale la pena escucharla más bien fuerte, a mi juicio).





Este fin de semana fue especial. Hubo una gestalt importante para mí, donde varios fragmentos que en un primer tiempo se vislumbraban llenos de temores, incompatibles unos con otros, se unieron y al final, esa conjunción se convirtió en un todo que sentí "en" bonito.

Fue como en esas películas donde la niña (media medium), tiene varias visiones que parecen pesadillas, donde no se sabe qué onda, si son ciertas o falsas , si se unen o no entre sí y en qué orden... Todo es un caos, hasta que al final, de alguna manera como "lateral", todo medio mágicamente se hila, y la historia queda perfecta, con principio y fin y para bien de todos los "buenos". Tanto que por fin ella duerme mucho más en paz que antes. Eso me pasó un poco estos 4 días. Y todo sin querer queriendo...