vendredi, octobre 24, 2008

Social Life

Quien lo iba a pensar, yo que llegué acá sin conocer absolutamente a nadie, hablando poco inglés, estando de lunes a viernes sólo en la casa con una guagua que no habla, en una zona residencial alejada, y sin mobile phone... Pues, para que vean... le llevo social life now...

Una de las personas más importantes para mí aquí, es Michelle, la vecina y madrina del baby. Gracias a ella he mejorado mucho mi inglés, me ha enseñado a cocinar, me ha “acurrucado” en algunos momentos tristes, me ha ayudado en N cosas prácticas, etc. Y gracias a ella conocí a la otra persona más importante para mí acá, mi profesora de inglés, Erika (foto del post). Quien se ha transformado en mi amiga, mi confidente, y me ha abierto los brazos de su casa y de su familia.

Por eso conocí a sus hijas, Kimy y Anna, en varios dinners. Anna me invitó a su fiesta de 21 años, lo cual es todo un evento acá (onda fiesta de 15, acá es a los 21, es mega fiesta... y es como “ya eres adulto”). (fotos, pero no aún en webpicasa)....

Ahí conocí a Glenda, un amor. Glenda tiene 2 trabajos interesantes. Ambos part -time. Acá casi toda la gente que he conocido trabaja part-time en uno o varios trabajos, y así y todo tienen harto tiempo libre. Glenda enseña no sé qué cosa a personas que no pueden escuchar en el TAFE, que es como decir el DUOC o el INACAP en Chile. O sea carreras técnicas de muy buen nivel. Me enseñó algunos signos, el que más me gustó fue “se me ocurrió” o “tengo una buena idea”. Tabién es "accompagnant". O sea va a estar y hablar de la vida con una old lady cada sábado o domingo por medio, por un par de horas, y se toma un té con galletas con ella.

Glenda me dijo muchas cosas choras, como que, según el calendario maya, en 4 años más va a haber un gran cambio, y que la crisis financiera sólo está anunciando el cambio en el orden de las cosas. Y que ella cree que viene el orden femenino. Hablamos harto, muy interesante for me sus pensamiento.

Por Erika también conocí a Catherine y sus hijas Cate and Jo, y a su marido Georges. Cate habla francés, y se iba a París a los días que yo la conocí, así que estaba feliz de practicar conmigo. A Jo se le ocurrió que yo podía escribir para un web site donde hay varios idiomas, y... maybe... Georges trabaja en la universidad de Western Sydney, y así conocí ese lugar, y tiene cosas muy interesantes para mí. Catherine es sicóloga, loca y divertida, y su mamá vive en las Blue Montains y me invitó a su casa a hablar de poesía (lo pasamos top hablando de Elliot).

Por otra parte, la primera persona que conocí acá en onda social fue Tom, pero si bien reapareció, re-desapareció again. Luego conocí a los chicos chilenos que entrevisté, y fui al asado que me invitaron. Ahí conocí a más gente, como conté antes..

Luego, en otra oportunidad, fui a la “fiesta latina” en Darling Harbour”, y ahí el chico asiático de Tango Café, que en realidad era de Samoa, se me acerca y dice “do you remeber me, from Tango Café..." y bueno terminó en “join us”. Lo hice y conocí a Gabriel, from Brasil, que me invitó a comer a un restaurant muy lindo. Y a un asado el día siguiente, también en Coogee.

Fui a Coogee al asado, y ahí conocí a Jen. Una gringa hermosa por dentro y por fuera. Ese día era domingo y se me fue el último bus ( a las 9: 11 pm, pero porque en el bus desde Cooge a la city una niña vomitó y nos tuvimos que bajar y esperar otro bus). Y ella, un amor, me invitó a dormir a su apart-hotel en la city, a todo trapo, pagado por el diario para el cual trabaja en Hong-Kong (por supuesto no es periodista, si eso casi no existe en muchos países, ella estudió busness y hace una research para el diario en eso, con 2 compañeras.... cada una en su own appartment!!!. TOP). Menos mal que al día siguiente era feriado, porque era lunes!!! (era el día del trabajo acá, que no se celebra el 1 de mayo).

Jen me invitó al cumpleaños de una de sus compañeras, Michelle, en el apt. de ella... Y fui, of course, (fotos soon). Ahí me maté de la risa hablando con hartas personas, y conocí a Christine from Canadá. Un encanto. Vive en Bondi. Quedé de llamarla pues iba a ir a visitar “Sculptures by the sea” ese finde. Pero llegué a ver el tema (precioso, some pictures soon) muy tarde, un domingo, para juntarme con ella (y hay buses not longuer, y ¡No quería perderlo de nuevo!..Así que la llamaré soon).

Otro día, me junté con Sergio (del blog) y su compañero de casa, Marcelo. Fuimos a un restaurant Thai y gracias a ellos supe que en muchísimos restaurantes acá, es “bring your own”. O sea uno puede llevar lo que quiera... Ellos llevaron un vino espumoso.... A mí no me gustó mucho... Normal, no me gusta el vino. ¿Alguien se imagina yendo a comer a un lugar en Chile, y llevando su propio vino?....

Conocí a Sunny y su hijo de 7 años, Ojas, from India, pero viviendo acá por 8 años, en el bus stop. Era tarde de boys, porque la mamá tenía que ir al Shopping!!!!. Y ya nos hemos maileado N. Y probablemente iremos al Taronga Zoo todos cuando yo vuelva de Tasmania...

Claro, porque resultó que tengo una familia bien indirecta cuya existencia yo desconocía plenamente, que vive en Tasmania. Pero mi “tía” me llamó, mis “primis” me añadieron en “Facebook” y ya hemos hablado con la tía y maileado con los primir, varias veces “ y ven, para que nos conozcamos y tal”... Y pues que ¡A Horbart los boletos!, el martes.

Mi tía tiene una amiga, Julia, acá en Syd. Me dio su fono y la llamé.... Y hemos hablado y maileado y hoy nos juntamos a almorzar en el primer restaurant español que veo en la city, “Encasa”. ¡Buena para la conversa la Julia, igual que yo!... “Y que cuando vuelvas de Tasmania, a ver si vamos a las Blue Montains, con mi hija, para que conozcas”.... Así que de lo más conectadas quedamos.

Hoy vengo llegando de ir al festival de foods en el Hyde Park, at evening, con Erika y Anna. (Hartas fotos lindas, soon).

Mañana, la Mary, la maltesa que viene a cocinar a la casa me tiene una cita preparada (Yessssssss, jajjaja) con el hijo de una familia amiga de ella porque “you are so nice katina, you need to found someone to stay here in Sydney if you want to, and I want you stay so I will help you”. Me dijo la otra vez, y la semana pasada llegó con foto y arreglo para mañana... Así que me reí y le dije que sí.

Quedé de juntarme de nuevo con Marcelo y Sergio. Gabriel me volvió a invitar a salir (but not time, too many social commitments already y no es mi tipo). Hablé con Jen hoy, desde el mobile de Erika, para invitarla a Hyde Park y estaba en otra porque le pidieron matrimonio (me contó porque le pedí la otra vez –y dijo que sí- que me contara su amazing love story en una entrevista en cámara... y ahora ¡Le lleva wedding happy end!). Y bueno, necesito mailear a Christine, porque quiere que yo vaya a un grupo que ella va...
Y eso que no con todos I was keeping in touch.. Por ejemplo, con el chileno y el colombiano que conocí en el bus desde Bondi a Sydney un día que fui a tomar té con vista al mar...

Ja. Quien lo diría, en menos de 5 meses, ya tengo social life. Me creo la muerte.

Foto: La sacó Anna con mi cámarita. El sábado 18 de octubre en la noche. Es la cocina de la casa de Erika. Estamos ella y yo, en la fiesta de 21 de Anna. Es la primera vez que ando con polera en la noche acá. Erika quería mostrar su regalo... Se lo di yo, una cartera bien bonita, por su cumpleaños el 7 de octubre. (No pongo esta letra más chica, porque algo le pasa a mi blog y me genera problemas).

mardi, octobre 21, 2008

Sin título

No tengo ganas de bloguear hace tiempo, a pesar que tengo varios temas, algunos choros y todo. No tengo la conjunción ganas-tiempo-energía, todo a la vez.
¿Porqué será que a a veces, aunque me guste-encante escribir, incluso en la cabeza o en un papel cualquiera en el parque, saque fotos y todo, después... Simplemente no tengo ganas de sentarme acá, y contar vía pc?...
De hecho, ni siquiera tengo ganas de pensar en un título para esto o bajar las fotos de la tarjetita de mi cámara.

Sólo quería escribir acá algo, porque vi 3 personas en el contador... ¡3 visitantes al mismo tiempo!No es muy usual en este sitio. Y me gustó (aunque me gustaría más si me comentaran, pero bueno...). Y como me gustarían que volvieran... Pues escribo para avisar, que estoy en pausa hasta nuevo aviso... Y, como le dijo June a Anaïs en "Henry and June" (que veo estos días):"Quizá (regrese) pronto.... Quizá nunca".


mercredi, octobre 08, 2008

Arranged Marriage

Conocí a una chica de Pakistán el sábado, tuvimos una conversación que me dejó pensando...

-Do you know where is the cafeteria?-. Me dijo la chica jovencita, con un inglés bien extraño para mí.
-Yes, but I think it's close, because is Saturday.- Respondí, mientras guardaba mis lapicitos en el estuche, porque no lo dejaban entrar a la sala (sólo los lápices, goma y saca punta, nada de estuche).
-Do you go there?
-Yes .- Asentí.
-Can you show me?
-Of course! -Le dije. Ella sonrió...
-Are you married? -Me preguntó.

Wow. La pregunta... Igual no me importa, pero es como raro que alguien que no te conoce te pregunte eso, ¡Antes del nombre incluso!.
-No, I’m not. You?
-Yes, and I have a baby.- Dice ella, con una sonrisa enorme.
-Really? How old? -Le pregunto mientras escaneo a la chica, que me parece tan jovencita...

¿Tendrá sangre asiática, a pesar de sus ojitos no rasgados, que se ve tan cabra?, I wondored...

-Almost two.-Dice.
-Cute! -Digo, poniéndome la chaqueta.
-Where are you from? -Me pregunta.
-Chili... -Mira con cara de ¿Eso se come?...
-Chile. –Repito en español-...Do you know where it is?...
-Oh, no, no...-Dice ella-.... I’m from Pakistan.

Y entonces empiezo a escudriñar en mi memoria, en qué parte del mapa está ese país, y cuál es su capital. Y la verdad, no son datos muy prístinos en mi cabeza llena de IELTS ese día. (Igual, ahora que veo Wikipedia, me percato que no es mucho lo que sé de la actualidad de ese lugar, me sabía las invasiones... Pero hasta ahí, qué vergüenza...).
La chica y yo vamos a la cafetería y está cerrada... "Oh, I really need a tea", me dice ella, en su inglés raro. “Outside, close, it’s a Mac Café, I had breackfast there already, this morning”. Respondo. La chica me pidió si la podía acompañar, y accedí. Ella se cubrió de la lluvia con una estola de estampados bordados que llevaba en los hombros, yo, con el gorro de mi cortaviento.
Estábamos en el MacCafé y yo iba a comprar un sándwich, ella me dice que no, que ella tiene uno y que lo puede compartir. Compro un té y volvemos a la UTS, como ella quería. Nos sentamos por ahí, saca el sándwich y me da la mitad, pone galletas a disposición también, me cuenta de su país, de su familia, y me dice que son musulmanes...
Pienso en eso. Nunca había conocido una persona musulmana. De esa religión, el Islam, lo que sé es por la historia, las invasiones, Mahoma, algunas guerras santas. Las mezquitas de Córdoba y Santiago que he visitado, la arquitectura, las películas, la teleserie el Clon, el Centro Cultural Islámico de Buenos Aires (el más grande de latinoamérica) al que fui para instruirme el 2005... Pero a una persona "nacida y criada", practicante, así para conversar, no, nunca. Era mi primera vez. Y me acuerdo de los matrimonios arreglados...
Eso que para mí es de la época de la revolución francesa lo más moderno, o sea, ¡Más de 200 años atrás!...Y entonces, no sé cómo se dio la cosa, pero le pregunté.

-For you, muslems, the marriages, still arranged?
-Usually, yes...
-Yours?- Le pregunto.
-Arranged! -Dice ella, con una sonrisa de oreja a oreja.

No puedo creer que me lo diga tan feliz... Me cuenta que la primera vez que vio a su marido fue el día que se casaron. Que por supuesto ella no pololeó antes con nadie, ni con él, y que él tampoco, con nadie. Tiene 24 años. Su familia acordó casarla con la familia de su marido, cuando ella tenía 22 y estudiaba ciencias en la universidad. Le pregunto si a ella eso le parece bien, y me dice que por supuesto. Que el matrimonio es algo muy serio, y que por lo tanto, la gente joven no sabe lo que necesita, y en cambio la familia sí.
Me imagino que las razones para elegir a fulano a sutano son económicas, pero le pregunto cuáles son los criterios para elegir a un marido... Me dice que su familia eligió a este prospecto, porque venía de una familia honrada, religiosa, y no era rica pero tampoco pobre, y por tanto podría satisfacer sus necesidades.
Me imagino entonces que ella no puede trabajar... Pero me había contado que estaba dando el IELTS para proseguir estudios de postgrado. Me dice que si bien se permite que la mujer trabaje fuera de casa, el Islam prefiere que las mujeres se queden en el hogar, por la familia. Pero, que lo que ella quiere estudiar (ser profesora de ciencias en colegio) le toma 2 días a la semana, por lo cual su marido no se opone. (Acá está lleno de carreras que se dicen full time, pero tienen 2 ó 3 días por semana, no 5). Y me imagino que esa carrera le acomoda, pues puede estar fuera al mismo tiempo que su hijo va al colegio...
Le pregunto qué pasa si a uno no le gusta la persona con la que se casa o si no se quieren o llevan mal, si se pueden divorciar... Me dice que sí (“ohhh yes”, dice como diciendo “eso no es un big deal”), y que se pueden volver a casar sin problemas. Pero, me cuenta, que ella conoce muy pocas personas que se han separado. De chicas como ella, sólo tres (no me dijo de cuántas, pero me imagino que de varias).

Le pregunto si tiene que andar tapada, (ella no lo estaba, pero sí tenía la estola -que podría haber usado de turbante y/o velo, en los hombros). Me dice que depende de cada familia, del marido. Que el Islam lo que predica es que una mujer sólo se puede mostrar a su marido (todo todo, enfatiza ella, pero sólo al marido, a nadie más), por lo cual las mujeres no pueden usar escotes o faldas cortas, y por eso ella anda con ropa suelta (es bien flaquita y anda con jeans). Pero que cuando va a la mezquita, se tapa.

Me cuenta que su marido trabaja en no sé qué empresa, que hace dos años que viven en Sydney, que su hijo nació acá, que es australiano. Le pregunto entonces que va a pasar si tipo 12 ó 14 años su hijo tiene una polola, como todos sus compañeritos... Y ella, se pone seria y dice: “No, él muy australiano será, pero es mi hijo y tiene que obedecer mis reglas, y tiene que seguir la religión de mi Pakistán, el Islam, y si no, me devuelvo a mi país, porque a mí me interesa más los valores de la familia que los dólares”.

Por supuesto no ahondo, pero me parece increíble que ella, habiendo decidido emigrar, teniendo un hijo, quiera mantener lo bueno de este país, lo que a ella le parece bueno, y tener una cultura propia al margen... Cómo si se pudiera crecer al margen de un gigante como la cultura envolvente... Al margen de las conversaciones, de la televisión, de las costumbres, de las comidas... Entiendo que ella quiera conservar sus tradiciones, pero ¿Cómo querer conservarlas inmaculadas de otro país con otra lengua, y otra historia?...

Me dio una pena esa guagua que crecerá en una familia que le prohibirá el adaptarse, cuando desde Darwin se sabe que es la ley de la supervivencia...Son las 2 pm, le doy unos tips para su speaking que parece no haber preparado muy bien, y ella se va...

Me quedo pensando... Matrimonios arreglados, ¿Será bueno? ¿será verdad que una familia se puede “armar” y tendrá más chances de ser funcional?... Recuerdo tantas personas que conozco que se casaron tras un supuesto amor apasionadísimo y luego de un par de años, separación con cicatrices, que a veces se ven más y otras menos, pero siempre están, sobre todo si hay niños... ¿Dónde se fue entonces todo ese sentimiento tan fuerte que hizo prometer “sí, para toda la vida”?...Pensé en la cantidad de moteles con pollo al velador y la tasa de infidelidad, de mujeres golpeadas, y demás...

Me han pasado otras cosas, he tenido otras conversaciones con respecto al matri y a la familia y a las religiones y me queda aún dando vueltas...¿Será bueno un matri arreglado por la familia que sabe cómo es la vida?, ¿o mejor sólo tenerlo si uno encuentra solito a quien quiera, y lo logra mantener o no tenerlo, si no?....

Imagen: Bandera de Pakistán, sacada de Wikipedia.