Articles

Affichage des articles du novembre, 2011

Yo no he sabido nunca de su historia…

Me acuerdo que era de noche y hacía frío, como casi siempre a esa hora en la costa central. Valparaíso, el 92. En “La República Independiente de Playa Ancha”, como le decíamos, medio en broma entonces, cuándo nos preguntaban dónde quedaba la universidad, o sea, la Escuela de Arquitectura de la U de Valpo. Yo tenía 19.

Me acuerdo que era viernes y que me costó llegar al lugar exacto. Uno de esos rincones raros que tenía ese espacio, lleno de escaleras empinadas, con barandas de fierro azules (no sé si sigue igual hoy).

Llegué sola esa vez. Un poco como en la que quiero y no quiero… Yo era santiaguina, no conocía a nadie… Pero de algún modo la escuela, la arquitectura y Valparaíso, todo eso junto, me tenían media atrapada en una cosa que era extraña, rica y de alguna manera, un poco peligrosa también… Era un asado mechón, sólo de nuestra escuela, y todo era, obviamente para ese contexto y en esa época, bastante hippy.

Me acuerdo que yo andaba con una jardinera de bluejeans (ja, a…

Bye bye Wai Kitai

Hoy, domingo antes de las 10 de la mañana, sin mediar acuerdo previo, él llamó por teléfono. Me dijo que estaba a un par de metros de mi casa y que me traía las cosas que le he estado pidiendo,  insistentemente, por más de un mes… desde que supe que se iba de la ciudad. En el proceso, pasó de ser alguien que yo quería, a ser una persona que no quiero ver más. ¿Cómo puede pasar eso?…  Es raro, pero ocurrió.Entre pedirle algo, rogarle que respetara mi tiempos y los compromisos adquiridos, que dijera una cosa, que no cumpliera, que me dejara esperando, que no me pidiera disculpas, etc. Me hartó. Me agotó. Me decepcionó. El tema es que en el intertanto, me dejaba enrabiada, comiéndome las ganas de echarle más que un par de chuchás (yo que evito eso, porque hace tan mal), haciendo el ejercicio de respirar profundo y preguntándome ¿valdrá la pena insistir, quedarse callado, volver a tratar en forma educada?… Y me decía que sí, que yo quería recuperar mis cosas. Que ya había pasado el punto …