dimanche, octobre 16, 2011

Las canciones que W. me dejó

La primera vez que vi a W. me dijo “¿a ver, qué canción es esta?” y comenzó a silbar… Era bien tarde, pero ¡claro que adiviné! era mi canción favorita de la Violeta, “Run Run se fue pa’ el norte”.
De W. podría decir muchas cosas, pero me voy a detener en las canciones que me dejó.


Gracias a él supe que existía Manuel García. W y yo a veces nos juntábamos en su casa, en el piso 32, y con una vista increíble de la capital, él tocaba guitarra y cantaba, entre otras cosas, “El Reproche”, y así terminé aprendiéndomela.


Poco tiempo después, W. me contó de una cantante canadiense, de 36 o algo así, que se había muerto el 2010 de cáncer, que cantaba en inglés, francés y español, Lhasa de Sela. ¡Estuvo bien pegado con ella harto tiempo! Y de paso, a mí también me gustaron algunos de sus temas, sobre todo “La Marée Haute”.


Hace una semana, W. vino a mi casa y me dijo que había descubierto a Evelyn Cornejo, y me mostró “Los Ratones”. Me gustó.


Luego, me dijo, “tienes que ver este video” y me mostró uno de Calle 13, “Latinoamérica”. No suele gustarme mucho ese grupo, pero esa canción era tan… no sé, potente, acertada….
Para él lo era sobre todo el video, para mí, la letra de la canción.(No encontré el video que él me mostró, este no era).


Hoy me acordé de eso, porque fue la Marcha Mundial de los indignados (15 de octubre, #15-0 en twitter), y en mi Facebook una amiga mía compartió un video donde aparecía la gente con pancartas anti sistema neoliberal, y la canción de fondo era justo esa, Latinoamérica, de Calle 13. Donde dice que no se puede comprar el calor, el viento… Cierto.

Era tarde el viernes pasado, cuando W. y yo empezamos a hablar de algunas de nuestras cosas favoritas. Comida favorita, película favorita, libro favorito y así.

Él me habló de un pescado con arroz que hace su mamá y de que, además de Volver al Futuro 1, 2 y 3 (yo ni siquiera sabía que había una 3, ja), la película que él debía decir que era su película favorita cuando le preguntaran eso, era “Los Huérfanos”, creo que algo me contó de ella, ya no me acuerdo, yo no la ubico. (Pero la busqué y la encontré. Si no me equivoco... Es de un director quebéquois, canadiense, de 1997 y basada en un hecho real. No encontré su trailer, sí su referencia, aquí). No recuerdo si me contó sobre libros.

Up: date: No era esa la peli a la que W. se refería, sino una de un director de apellido Kápula o Cápula o algo así, que busqué, infructuosamente, en Google.

Yo le dije que me gustaban los mariscos, ojalá crudos y son salsa verde. Que mi película favorita es “No Amarás”, dónde me me enamoré, especialmente, de cómo se trabaja el silencio ahí. (Él me dijo si había visto Hierro 3, le dije que sí, coincidimos en que ahí el silencio es más atmósfera que guión).
Le dije que “No Amarás” era del decálogo de Kiesloswki, mi director preferido en el mundo (*). Le conté, antes, alguna vez, creo, que fueron 10 films hechas para la TV polaca, donde se tocaba, de una manera muy particular, cada uno de los mandamientos. Y fue a fines de los 80.

El viernes pasado, también le dije  a W. que “No Amarás”, junto a “No Matarás”, eran las únicas películas de esa serie que fueron también de larga duración, y proyectadas en el cine (las demás, para la TV polaca, fueron de una hora). Y que este director fue el mismo de la trilogía, Bleu (de cuya música me prendé sin remedio), Blanc, Rouge, que W. sí había visto.

(*) La Referencia de Wikipedia sobre el Decálogo fue obtenida de una ponencia escrita en el 2006, sobre este director, a 10 años su la muerte, y a mi juicio, es muy muy muy buena: es esta .


También le conté de otra de mis pelis predilectas, del 2006, alemana “La Vida de los otros” (tengo muchas más, pero hablé de esas dos).


Le hablé de mis libros favoritos, no sé si de todos, pero sí del Padrino de Puzo (y no recuerdo si le dije sobre al menos otros dos, La Insoportable Levedad del Ser y Demian).

(Claro, es cierto que dije que hablaría de las canciones, y sumé algunos libros y películas, no sólo que él me comentó, sino que yo también… pero bueno, estas cosas se mezclan, de ahí que no sólo nombre, sino que linkee… porque igual son cosas que me parece que vale la pena compartir… En fin, seguimos con las canciones).

Tras eso, él me dijo “¿y cuál es tu cumbia favorita?”… Me reí. No tengo, le dije, “¿y la tuya?” pregunté… Me dijo una que olvidé. Le dije si sabía bailar, dijo que sí, le pedí, le rogué que lo hiciera, pero no me dio en el gusto.

Con el pasar de la semana, si bien sigo sin tener una cumbia favorita, caché que me gusta mucho mucho “Se me rompe el Corazón” cantada por Washington-Camiroaga.


Así como la de “te vas, te vas, te vas” de Américo, y esa que dice “Todo eso fuiste, pero perdiste”, no sé de quién es, ni quién la canta, pero hoy la escuché.



Hoy en twitter vi que en Av. Italia con calle Caupolicán, barrio Italia, habría un evento llamado “ #mi cuadra”, donde habría carritos de hot-dogs del Dominó y helados del Emporio La Rosa, gratis, y fui. Y era, y comí, (fui sin cámara). La cosa es que, además, tocó una banda que se llama “La Guacha”, cuya vocalista, Soledad del Río, canta realmente lindo.

Me encantaron las canciones, que eran onda del amor-desamor desde el punto de vista de las mujeres. (No las encontré en su web). Pero este grupo es el que canta la canción “Esperanza, cántale a la Esperanza”, el tema principal de la primera teleserie chilena para después de almuerzo.


Y también tienen una canción en un ranking de la CooperativaTanta”, que me encantó (ranking en el que están también “El Reproche” y “Los Ratones”).


Y bueno, esta cabra cantó la canción de “todo eso fuiste, pero perdiste”. (Que bailé, hoy, ahí, en la calle). Y me acordé que esa cumbia me gustaba, y que no le conté a W.

Tampoco sé si podré contarle en persona, pues, él, como el Run Run de la Violeta, también se va pa´el norte, pronto, a vivir (y tampoco "sé, cuando vendrá"). Así que se lo conté acá.

Y no creo que visite este espacio, pero si lo hace… Gracias, W., por las veladas guitarreadas con Merlot y las canciones que me dejaste. Salud.
(Pd-Este post lo escribí como a las 5 am. de puro desconcentrada que ando, porque es sábado en la noche y no he terminado el reportaje que debía entregar ayer, aunque me dieron plazo para el lunes o martes. Ni he comenzado a preparar mi examen de grado, para el jueves (¡este jueves!). Así son mis nervios. Se calman, un poco, escribiendo post de madrugada, sobre canciones asociadas a gente que pasó por el alma).

2 commentaires:

Sergio Saavedra Rivera a dit…

La música siempre es parte de nuestras vidas, mucho de lo que escuchamos lo asociamos a nuestras experiencias de vida. Me gustó tu post Kattina y siempre hay algo escrito ahí o entrelíneas que te deja ese sabor de las sublecturas, eso de mensajes casi cifrados, casi crípticos...
Un abrazo y saludos de Marcelo igual.

sole a dit…

Ahora me gusta Evelyn Cornejo.
De acá también saqué a Manuel García.

Bello post, tan bien contado.