Estética

El cartel de letras malva en la plaza mulato gil que decía “Estética", me guiñó un ojo que me sedujo, partiendo por el nombre. Y fui al frente, a la casa central de la UC a averiguar. Se necesitaban 2 años de carrera afín, notas superiores a 5.5 sin ramos reprobados, postular antes de tal fecha y pagar tanto. Yo cumplía todo y había congelado Arquitectura y mi opción era ser vendedora o cajera.

Y así, casi sólo por una tarde soleada de noviembre en que vi ese cartel, cuando recordé el baile en la escuela de Arquitectura (carrera que yo no creía que dejaría entonces) con G., cuando me dijo que su polola era profesora de francés y estudiaba Estética, y a mí me gustó el nombre y asocié automáticamente esa disciplina al francés que también me gustaba (y hablo) y entonces ahí en la calle Lastarria todo empezó a teñirse de malva... y luego de averiguar, otro día, atravesé otra vez la Alameda y fui a "matrículas" y presenté los papeles y calificaba en principio.
Al par de semanas obtuve confirmación, tenía que ir a las pruebas de selección. 3 exámenes y la entrevista y al mes me llegó el sobre con la etiqueta que yo misma escribí con mi nombre y dirección cuando entregué los documentos de postulación. Era inicios de enero de 1997 y me fui sola a la piscina del arrayán, en la punta del cerro, con toda la ciudad a mis pies... a leer... ¿Habría quedado?.

Era mi última carta, la arquitectura había quedado atrás y no tenía plan B. Abrí el sobre y el “ACEPTADA” (ya no en malva, sino en serio, en negro) y en letras grandes me dio una de las alegrías más importantes de mi vida. Saltaba y gritaba a la montaña invadida de sol y azul (Y a la energía cósmica) ¡¡¡Gracias, Gracias!!!!. Y así fue como empecé Lic. Estética en el Campus Oriente, en marzo de 1997. Y entré a otra dimensión.

La Estética es el área de la filosofía que se ocupa del arte. O sea que reflexiona sobre el arte y la belleza. Para lo cual hay mucha historia y mucha, pero mucha lectura filosófica. Sí, aquéllos que dicen que sobre el gusto no hay nada escrito… pecan de una ignorancia ignominiosa.

Así leí una de las Enéadas de Plotino, (recomiendo sobre el tema, este artículo), el texto sobre la “cosidad de la cosa” de Heidegguer, algo de Hume y Hegel que ya no recuerdo qué era. Recuerdo que leí textos de Kant y Platón. Recuerdo que ese texto me fascinó, pero no los volví a leer más.
Mis lecturas luego continuaron con gente más contemporánea que me gusta mucho, sobre todo en teoría urbana: Virilio, Jameson, Bejamin, Barthes (él no me gusta mucho -sorry Nadia, no me gustó "la poética del espacio”-), Baudrillard (el tema de la seducción en él es total), y Khun y los paradigmas. (La Ale me diría que soy última por no citar a Danto, pero la verdad no lo leído aún, vergonzosamente).

Y bueno, como ahora soy profe de Estética en la UNIACC, he tenido que retomar lecturas primigenias, y volví a leer El Hipias Mayor de Platón (O de lo bello). Y me conmocionó otra vez que hubiese una persona tan aguda y humilde a la vez como Sócrates, en estas materias. Aproveché el libro y leí de nuevo el diálogo sobre el amor o Eros y la teoría de Sócrates de su ser feo y su relación con Hefesto. Me parece definitivamente sublime, como diría Kant. (Claro, releí “Lo bello y lo sublime”, de Kant). Y la verdad me emocioné otra vez.

Si bien, como he contado antes, me costó y dolió mucho dejar la Arquitectura y me ha sido muy difícil laboralmente no tener el título de periodista (a pesar de tener un master en edición), lo bueno de eso es que seguramente si hubiera obtenido alguno de esos títulos, jamás hubiera descubierto en profundidad, menos estudiado, Estética. Y ha sido lo que más me ha gustado, académicamente, en la vida. Sobre todo si se cuenta con la biblioteca de la UC y la hemeroteca del Campus Oriente (donde si se quiere mención cine, como yo, están TODAS las revistas de cine TOP del mundo, desde hace varios años y hasta la fecha).

Se supone que la gente que estudia esto es estéta, yo digo que soy estética… que es más estético ¿no?.
Foto: (para variar no la pude subir, pero la describo y doy el link abajo)
Vista de uno de los jardines del Campus Oriente de la Uc. Este campus es de arquitectura románica (mi favorita) en albañilería.
Historia y datos: Fue un colegio muy high, las monjas francesas. Es un recinto bello, enorme y tenía caballerizas. Además tiene arquitectura de claustro (capilla, muchas salas elevadas y oscuras propicias para la oración y la reflexión). La abuela de un pololo mío, estudió ahí y este tipo me contaba, que ella le contaba, que en sus tiempos además de estar interna debían cabalgar de lado (como correspondía a una señorita de sociedad).
El lugar sigue siendo propiedad de la congregación religiosa, y se le arrienda a la UC. Ahí actualemente está el Instituto de Música (era top estar en el patio y los tipos ensayando Chopin) y claro, La Facultad de Filosofía y el Instituto de Estética. Entiendo que quieren hacer aquí, la"Facultad de las Artes" ( o sea añadir además de teatro, que está aquí, arte, y may be diseño y arq... no sé si se concrete).
En todo caso, este lugar es hermoso, exquisito para rondar y estudiar (y si bien es ULTRA helado, la Uc pone calefacción así que pasa piola en clase) y he ido a un par de matrimonios aquí, realmente haber estado en el casino, las salas, el patio y particularmente la biblioteca de este lugar fue TOP.

Commentaires

Elisa de Cremona a dit…
pues sí, es más estético...
a mí me gusta Barthes.. fragmentos de un discurso amoroso, es muy bueno. de Kant me quedo con lo sublime, el ser bello más infinito es alucinante para mí y casi una orden.
Heidegger ayyyy Heidegger me encanta, es siempre tan poético, tan limpio, tan buen escritor!
y pucha, Baudrillard no me gusta mucho, no sé, no me convence...
claro, tampoco tiene por qué convencerme je, pero no, prefiero a otros...
Y los clasicos! Platón es increíble, dice tantas cosas, siempre encuentras algo importante... para mí ha sido fundamental.
en fin, querida... un beso estético para ti
Andrés Moya a dit…
Gracias por linkearme... un saludo. Yo también te linkearé...
Pinkerton a dit…
Baudrillard es un genio. Yo asistí a una conferencia suya y es magnífico.

mis idolos son Voltaire, Stuart Mill, entre los filósofos. Me encanta el teatro absurdo de Darío Fo y la narrativa de Stendhal.

no obstante, Roberto Arancibia, filósofo del corazón, es el gran genio incomprendido del siglo XXI. Siglo que ha alcanzado a una edad avanzada pero al que puede aportar muchas cosas.
Milana a dit…
Que lata no voy a poder estudiar estética, tengo malas notas.
sole a dit…
Katina, estás durmiendo?
Esperanza a dit…
Kati, no tenía idea de lo que cuentas... pero para variar, lograste hacerme sentir cada una de tus palabras. Realmente narras bien y logras sensibilizar. Me emocionó tu texto.

Un abrazo Nadiesda
Anonyme a dit…
No eras tu la que salió hace mucho tiempo en la Revisa El Sabado quejándote q no tenías trabajo??

Posts les plus consultés de ce blog

Los 10 mejores piropos de mi vida

Bye bye Wai Kitai

El arte de mi alma (la previa)