Lo último...


Porque eres la Katina, y eres una princesa” dijo él, con su hermosa voz de agua, desde el puerto, al otro lado del teléfono. Otra vez tuvo el poder de transportarme a otra dimensión...

Mi situación era crítica el sábado, negra a pesar del sol, y se veía (se ve) un temporal del cual no sé si salga bien parada. Pero en esos breves minutos en el auricular (sale caro el cel y su fono no es ENTEL como el mío), salí de ese lugar encerrado, y me creí la princesa azul (la del dibujo*), quien sale ilesa de cualquier mal... Porque así son las princesas.

Colgué y sonreí. Luego de algunos llamados, caminé calmadamente a la comisería de Miguel Claro desde el hotel Panamericana. Ahí, tras relatar el asunto 5 veces (impresionante, el poco winter ya del coop), llegó otro él, mi supermán personal, sin que se lo pidiera. Lo abracé muy fuerte al verlo, y exploté en lágrimas. Me tomó la mano, y me llevó en su auto a un lugar para endulzar el alma (porque él supo que no había comido nada después de esos días de montaña rusa, física y emocional). Ahí en el Copellia de Providencia, él, frente a su enorme helado de colores, me ayudó en lo práctico, y a mí se me apretó el corazón.

Después de eso, atravesé la calle al Sturbuck de Lyon (nueva sede de meeting) con las chicas súperpoderosas quienes creían que me había vuelto loca por el discurso al fono... Y no, era que hablaba medio en clave o en francés porque creo que me intervinieron el celular (sino, no me explico cómo podían saber lo que sabían... Lo que el supuesto ejecutivo de ENTEL sabía de mí). Y no cachaban y creyeron que yo peinaba la muñeca pesa'o (lo que es cierto, pero no a nivel de patio). Fui, les expliqué todo, y recibí algo de reto, pero mucho, mucho cariño y consejos muy acertivos.

Entonces, por el mismo tema me junté con la Pau (quien me regaló el film The Secret) en su depa en Vitacura. Me tomé un vainilla souer con ella y su amigo Sergio, en el balcón con vista a la cordillera, y conté lo sucedido, que parece de thriller.

Esperaba un reto o algo así, por gil, pero en vez de eso, recibí una frase más o menos así: “Perdónate por haber caído en eso, todos somos vulnerables a la esperanza y es humano querer creer que lo imposible, por fin, le pasó a uno. Saldrás de esto”. Más cariño, risas, y ayuda concreta.

Estoy ahí y el primer hombre en mi vida que me dijo que tengo estilo, y un súper estilo (en la ropa) -le gustan mis sombreros todo el rato, mis faldas largas de gitana o mis vestidos medio elegantes-hippy y mis aros grandes-, quien me suele subir el ego a umbrales peligrosos, me va a buscar en su auto nuevo. Me invita donde yo quiera, yo sólo quiero un lugar tranquilo, silencio, y tomar agua. Vamos a su casa. Y todo es cálido, con olor de patio regado.

Le cuento lo sucedido... Y le digo medio en serio medio en broma: “Todavía me quieres a pesar que caí redonda en el engaño más viejo de la historia, y ahora no tengo fondos ni para la multivía”. Y él dice lo increíble: “Sí. Te quiero más de hecho, te hace más humana. A veces siento que eres demasiado capa, demasiado seca, y cuando te equivocas, te acercas más a mí. No me gusta la gente perfecta”.... Me mira con sus ojos dulces y me dice: "Tú eres una princesa"...

El domingo estoy en la casa del Arrayán, haciendo diligencias con respecto a lo mismo, por web, y le cuento por gmail la historia a mi amigo en La Serena, pues se me ocurrió algo en lo que él me podría ayudar. Y él, antes que yo le cuente, me dice que necesita hablar conmigo porque quiere mi sabiduría para ver cómo se viene su vida, (más ego). Tras el relato detallado, me dice que no lo puede creer, que es de película, que porqué no hago un guión. Me da risa, pero es viable. En realidad esas cosas, así, me pasan a mí no más yo creo... Nadie puede ser tan gil tanto rato seguido. Él se va a comer y aparece en msn mi amigo desde Los Ángeles.

Le mando la historia contada por gmail, otra vez escucho la voz asombrada con el "Es que no lo puedo creer", y agrega “si no fuera por la pérdida del millón de pesos, sería genial". Me dice que lo pillo mal parado por ayuda, pero que le cuente qué pasará y que el jueves puede tener alguna idea. Y agrega una cosa como "Te pasaste para contarlo entretenido, podrías hacer algo con ese relato"... En eso estaba, respóndiendole, cuando se me ocurre una idea, brillante según yo.

Y llamo a la C. para contarle, que está con la G, en la tienda fashon de muebles del Boulevard del Parque Arauco. La C. también considera que es brillante, y me dice que la escriba. (Y le preguntará a G por eventual pega en la tienda -tengo que cubrir los cheques-). Pura buena onda.

Escribo el proyecto entero de una, 7 hojas, es tan bueno y simple, que no sé cómo no se le ha ocurrido a nadie antes. Hablo con mi amigo Mitu. Confirmado, año nuevo en el depa que le dejó su amiga por su viaje a NY, en Holanda con Providencia. Llevo espárragos y camarones (mmmmmmmm). Por supuesto, ellos tomarán vino y champaña (si hubiera podido, hubiera aportado con un late harvest, pero... Tomaré agua, como siempre).

9 pm del último domingo de 2007, el cielo del arrayán aún está en tonos naranjos y rosados y la noche es clara en la montaña. Tengo el alma inquieta, y como dice Kundera en “La Inmortalidad”, cuando eso pasa el cuerpo se mueve. Por primera vez en años, ya entrada la noche, tengo calor, y subo a la pisicina de la casa donde vivo, y nado sola en el agua celeste y tibia, mirando sólo el verde de mi entorno. Sólo con la compañía del silencio, y las luces que comienzan a encenderse, abajo, en la ciudad.

Me visto de señorita (mañana tengo que ir mi banco "perfil", como dice mi amiga MR), y voy a la casa de la Pau, quien me asila porque mi sucursal está al lado de su home. Llego tipo 10 pm., ella hace yoga stanga en el living de su depa, con un dvd. Conversamos con fruta y agua, de limpieza de auras y libros, vestidos umbrale y organizaciones de mujeres (ok, y de hombres... O más bien de la falta de, aptos para chicas como una). Y hablamos del año nuevo. La invité donde Mitu, entonces ella decidió aportar un pisco souer hecho, y llevarme en auto al lugar del jolgorio.

Hoy lunes 31, morning, la Pau y yo caminamos por su barrio, Alonso de Córdoba, donde vi el "Nacimiento en la Explanada". Es el pesebre de esculturas, "Bicentenario" de la comuna de Vitacura, de la artista Carolina Galaz, y que me pareció bello, bello, bello (le saqué fotos con mi cel, aluicnada. Busqué info y fotos en a web, pero no encontré más de lo que linkée).

Vi la sede del Observatorio Europeo, dueño de La Silla y Parranal (había fotos gigantes y topisímas, en la reja del lugar). Visité las galerías La Sala, Animal y Arte Espacio, pero estaban cerradas. Me morí de la risa con una tienda top que se llama “Ermenegildo" no sé cuánto (jajjajaj, el nombrecito...). Conocí la tienda Chocolate (me gusta más la de Mendoza) y vi que había ropa en Tacklers, linda y vestidos a 10 lucas... Wow. (Mi amiga se compró uno rojo precioso, y las ofertas ahí comienzan el 15 de enero app., por si....).

En eso estaba cuando hablo con C. y me dice que han decidido (ella y N) que celebrarán mi cumple, sí o sí, en la casa de N. Me nombra la lista de invitados (mis amigos que ellas conocen de verdad o referencia). Y me señalan que diga si quiero a alguien más. Se me seca la boca de emoción.

Le cuento a mi amiga Pau, con quien ando, para invitarla, y dice: “Si quieres puede ser en mi edificio, porque arriba hay una terraza”. Y le digo “qué eres linda” y ella añade... "Nace... O sea, tú haces que nazca. No con todos nace". Qué bonito... Otra vez me sentí una princesa.

Mi amiga me invitó un café con caramelo en en Sturbucks de ahí, no lo conocía (ni al lugar ni al tipo de café). Rico. Voy en la micro y recibo un mensaje de texto de mi amiga del sur, para saber el epílogo del "numerito" del viernes 28, (nada de inocente al final)... Y le cuento: en ascuas hasta miércoles, hoy lunes 31 es feriado bancario.

Llego a la montaña, está mi Antón y me mueve la cola. Abro los mails, y mi amiga Nadia me escribe un texto tan lindo, breve, que es digno de publicar... Y lo subo aquí . Y adjunta un power point que estima, y estimo, que es un cable a tierra, que evidencia lo bueno que tenemos... Como el agua, el aire, la comida... Y sobre todo la familia de sangre y la de alma.

El mail decía que por favor no se rompiera la cadena (del envío del power point), luego de leerlo entendí porqué, también decía que había que enviarlo amigablemente... Por favor, por favor. Aquí está. Me gustó el tono de petición y no imposición, me gustó el momento porque es un cierre que siempre incluye reflexión, y me gustó sobre todo porque habla de dar las gracias...

A mí el viernes me engañaron por crédula, por gil, por ingenua... Y perdí dinero, harto, que no tengo. Y creí, muy en serio, que me iba a ir a la cárcel por delito de dar cheques sin fondo... No es así por el monto, pero lo creí. Lo pasé mal. Espero poder llegar a un arreglo con la ejecutiva, el miércoles (manerita de comenzar).

Pero si analizamos el contexto de los últimos eventos... Vi tanto cariño estos días, me sentí princesa, me invitaron a pasar año nuevo, a tomar café y me celebrarán el cumpleaños, y como guinda, se me ocurrió una idea brillante, que puede concretarse con las bellas y audaces, ¿No es como para dar las gracias?.

Feliz último día del 007, les mando abrazos a todos (son tan ricos los abrazos), y coman uvas... Porque son muy ricas las uvas también (sin pepas las recomiendo). Ahora hay solcito e iré a nadar con mi Antón echadito al lado, y leeré Omertá mientras me seco con vista al verde montés del Arrayán.

Fotos en links. De mi autoría, diversos días y cámaras.

*Foto post: la saqué de esta web, donde hay un cuento lindo, lindo.

Commentaires

Aynna Dannan a dit…
Me encanta la imagen, es preciosa.
Me gusta esa energía que demuestras aquí y siempre, a pesar de los tropiezos..
Fuerza y un abrazo cariñoso para empezar bien el 2008
Ce commentaire a été supprimé par un administrateur du blog.

Posts les plus consultés de ce blog

Los 10 mejores piropos de mi vida

Bye bye Wai Kitai

El arte de mi alma (la previa)