samedi, août 16, 2008

Bligoo y otras hierbas

Miércoles en la noche me desvelo. Me siento pésimo. Jueves morning siento que un camión me pasó por encima... Pero es sólo gripe...

Igual, como contagiar a una guagua con pocas defensas inmunológicas (como el baby que cuido), y con cirugía programada para un mes más, no es NI UNA gracia... Sus padres raudos me llevaron donde una doctora china que frecuentan.
Lengua afuera, pulso e "infección a la garganta, muy contagiosa" fue el diagnóstico (además de falta de yin, de ahí que siempre yo tenga frío y requiera dormir mucho). La doctora. nos dio hierbas para todos (papá, mamá, baby y yo)... Son wuácatela, pero las he tomado 3 días y me siento very much better.
Ahora, para que la cosa surtiera efecto, no me quedó otra que guardar cama hoy sábado (grrrrrrrrrrrrr). Porque cuando tengo pega, no puedo... So, para recuperar la salud es "en días off"... Así que he estado todo este sábado en casa y en la web... y quería aprovechar de hacer algunas cosas que tengo en la cabeza (no me resultó mucho...).
Resulta que hace algún tiempo ando con ganas de crear un blog pro, o sea, profesional...

Cuando empecé a escribir AZUL, en el 2006, fue porque estaba sin pega y un amigo mío me dijo Si lo que te gusta hacer, y haces bien es escribir, hazte un blog y muestra cómo lo haces. Y entonces abrí este lugar, con mi nombre, y con claras intenciones de ser un sitio web para mostrar en un cv.

Bauticé a este lugar como Reflexiones Documentadas (de ahí la URL). Partió como un espacio NADA personal, para hacer columnas de opinión de cine, medios, y cosas así. Mi idea era que fuera un espacio formal, sin absolutamente un gramo de opinología (decir lo que a uno se le ocurre sin argumentos). De ahí el nombre... De hecho así lo escribí en la editorial de entonces.

No me "hallaba" en ese formato. Traté de ser objetiva y formal... Y no, como que un blog así no me tincaba no más. Me puse a hablar de mi onda con la ciudad, y cambié el nombre a Reflexiones Urbanas. Me duró un rato más eso. Los relatos eras más desde mí, y mi experiencia, pero el tema de fondo eran cosas en la ciudad. Tema que me encanta.

Con el tiempo, ese título me sonaba a algo muy mental y no me gustó... Y lo cambié a Azul Profundo. Este blog tuvo ese nombre haaaaarto rato. Era más como yo. Los relatos se hacían cada vez menos pretenciosos en lo laboral. Yo sólo quería escribir. Porqué sí. Y ya hace cerca de un año, comencé a contar hartas cosas más sobre mí, no sólo sobre mí en el afuera....

Hace un par de meses, caché que acá me gusta escribir las cosas que me van pasando. Y que creo que eventualmente pueden aportarle a alguien, pero desde una persona a otra persona. No desde una aspirante a un buen trabajo remunerado a un potencial empleador. Y estos escritos me gustan más en colores que en profundo, por eso el nombre volvió a cambiar y se llama AZUL. Y así se quedará.

Ahora bien, resulta que además de ir a ver ballenas, recordar atrevimientos en bares en mis 20, ver la city con onda papa, conocer y comentar la página needish o que se pueden pasar fotos desde Picasa a Facebook, tener falta de yin y tantas cosas así que he escrito acá, yo también trabajo. A veces con paga y otras no. Pero igual hago cosas profesionalmente. Y me refiero a edición de cuentos, entrevistas, y algunos vídeos sobre mi labor como niñera. Y me gustaría dar cuenta de esa área, y como que AZUL no es para eso, parece (¿o no?)...

Había abierto un nuevo blog en blogguer para eso.... Ya he abierto tantos blogs en blogguer en mi vida (para mí y para otros), que ya no sé ni cómo rastrearlos. Pues yo, por diversas razones, uso un gmail por cada blog en blogguer... So, tengo cualesquiera cantidad de cuentas gmail... Apestoso. Ando con ganas de editar y aglutinar y eliminar cosas en mi mundo web, no aumentar... Y hacer un nuevo blog blogguer es contrario a mi objetivo...

So, recordé que existe Bligoo, y que yo tenía una cuenta ahí hace como 1 año. Quise retomar. Inventé un blog allá... Un temazo la edición. Estuve todo este sábado (estoy en cama tomando hierbas medicinales chinas), tratando de poner una imagen en el encabezado y links... No hay valor para tanto rato en eso. Se supone que el uso y la edición son facilitos... Uhmmmmm, me gusta más blogguer....

En blogguer también vi que existe una cosa que se llama Knol... Abrí una cuenta, pero no caché mucho tampoco.

Mal.

Así que después de tener N ganas de subir los dos cuentos que edité recientemente para el libro que el autor quiere publicar en septiembre, y la entrevista que le hice a un sonidista chileno que estuvo en Cannes... Pues, desistí y sólo escribí mi experiencia con todas estas hierbas...en AZUL, como siempre.

Imagen: de google... no recuerdo el link.

2 commentaires:

Anonyme a dit…

Hola linda chilena
Que agradable la forma en que escribes, se da sensacion vivirlo contigo, lastima que no sea de verdad. Ojala que puedamos compartir nuestras experiencias de ballenas en diciembre.
Cariños
Un frances perdido

celegiqui a dit…

Hola. Un Knol es como escribir un artículo para la Wikipedia pero con firma, y sin que nadie pueda editarte. Nada más ni nada menos.

Por otra parte, hace un tiempo descubrí un sitio que te puede interesar. Se llama Triond y te ofrece sus páginas para que escribas con una onda profesional o personal, como quieras, pero es mucho más sencillo que un blog. Yo elegí ir por el lado personal. Además te pagan por la publicidad que generás. Y tenés un lindo portfolio para tu CV. Si pinchás en mi nombre vas a ver mi portfolio. Espero haber ayudado. También podés visitarme en mi blog, cyblioteca.blogspot.com