El arte de mi alma


Teatro Valarde, fuente de foto y más datos, en
 "Memoria Chilena"
Mi amiga me comentaba sobre que, cuando ella era chica, iba a ver a su abuela italiana, que tenía un piano....

Y de alguna forma eso se conectó con la historia del terremoto de 1906 en Valparaíso, cuando la ocasión tomó a la alta sociedad en una gala en el teatro Velarde, que ya no existe, donde las mujeres elegantes usaban anillos encima de los guantes…. Me dio muchos detalles y me lo imagitodo, me reí y hasta me asusté… Y me encantó saber.

Luego, mi amiga me dijo que seguramente eso me lo contaba a mí porque yo era yo y podría disfrutarlo, pero que en general ¿A quién más podrían interesarle esos recuerdos más que a ella?… 

Y entonces yo sentí que se equivocaba, porque cuando he visto películas o leído libros que rememoran lo de otros, muchas veces, sí me han interesado…

Y en ese cavilar de lo que es “interesante” para contar recordé “Qué lástima” de León Felipe… como él, yo antes, sobre todo aquí, he contado un poco de mi historia, y aquí un poco de lo que me gusta y no me gusta, pero hoy quisisera comentar algunas otras cosas, “de poca importancia” (a la León Felipe), respecto al arte… Y hasta quizá alguien las disfrute, como yo las letras del poeta y los recuerdos sobre la abuela porteña de mi amiga.



















































Yo crecí en los 80, cuando estaba Pinochet en pleno, y evidentemente el Bellas Artes estaba clausurado, así como todo tipo de manifestaciones artísticas. O sea, mi vínculo con el arte era casi nulo.

Lo único que yo sabía al respecto es que existía un tal Rodin, que era artista, porque había un libro de él en mi casa. 

Por otra parte, estudié en el colegio Alianza Francesa y ahí casi todos los libros eran en francés y venían ilustrados.

Fue de aburrida en una clase, hojeando el libro de lectura, donde vi una foto de una pintura que me atrapó… Debo haber tenido unos 9 años… No supe nada del autor, de título, de nada… Sólo que la pintura era perturbante y que yo no podía dejar de verla.

Al poco tiempo, apareció en la tele una serie de “monitos” donde un ratoncito comentaba sobre grandes hombres y, entonces, ¡Muestran la pintura de mi libro!!! Así supe que se llamaba “Autoretrato” y la hizo un artista holandés que se había cortado una oreja…

Auorretrato, 1889, Mussé d'Orsai. París.
Foto  de esta web
Recuerdo que en el colegio hacíamos muchos “exposés” (disertaciones, algo de eso comento aquí) y así conocí, desde mi pupitre, entre lo que recuerdo, la Capilla Sixtina, Notre Dame de Paris (gracias a este economista) y el Palacio de Versailles…

Al respecto, recuerdo la historia que contaba un profe, Serge, sobre que a Louis XVI le gustaban las llaves y cerraduras… Y de las fiestas de Marie Antoinette en la sala de los espejos … Recuerdo que cuando vi eso, y los jardines, me dije “Un día iré”.
La segunda vez que algo potente me pasó con una obra de arte, también fue en clases y con un libro. Estaba como en octavo o primero medio, el tema era la Revolución Francesa… y el libro se ilustraba con La liberté guidant le peuple 

Esa pintura, con Marianne de pechos al aire, no me perturbó, pero me impresionó y se me grabó en la memoria. 

Por último, recuerdo que también me pasó con una foto del NG, la de la niña de los ojos verdes, en una edición en inglés que llegó a mis manos en los 80. (Conté un poco de esa historia aquí).

En tercero medio, por el colegio, fui de viaje de intercambio a Francia y, de paso, a Europa. Era la primera vez que volaba en avión, Air France. La verdad, yo, de origen español, de familia siempre ligada al flamenco y demás, quería ir a la madre patria. París, en principio, era sólo un lugar de paso… Pero ahí, en la ciudad luz, todo cambió para mí.

Fui al Musée d’art Moderne y vi mi primer Matta y ahí supe que era chileno…. Fue el primer artista chileno que supe que existía. 

Su obra me gustó, claro, luego supe que era arquitecto y entendí que lo que amé fue esa grandilocuencia espacial que tiene su pintura. 


Musée d'Orsai, Paris. Foto y algunos datos, en esta web.
Fui a Louvre y ahí vi a Delacroix en directo, recordé mi libro de historia, pero esta vez el cuadro de enormes dimensiones me dejó sin habla…

Tenía la guide Michelin y gracias a eso conocí el período azul en el Musée Picasso y, luego, me enamoré de los impresionistas, Van Gogh primero -donde estaba la pintura que inició todo-, segundo Monet y todos los demás, en el Musée d’Orsai, mi museo favorito del mundo, hasta hoy (algo de eso recordé cuando estuve viviendo en Sydney, y conté un poco aquí).

En mi guía, además, aparecía el “Musée Rodin". Recordé el libro de mi casa y por curiosidad fui. Entré y vi “El beso” y fue como que el mundo se detuviera… 

"El beso", 1889 app. Musée Rodin, París.
No podía dejar de recorrerla (está como en un living y uno puede envolverla con el paso), estuve ahí horas según yo… Volví tres veces y luego, claro, vi lo demás… Amé La Catedral,  La Danaide, La mano de Dios y bueno, su obra toda, desde entonces, se instaló en mi alma para siempre. 

(Fue tanto lo que transmití con esta escultura, mi favorita de la vida, que cuando cumplí 21 años mi papá me regaló una fotografía gigante -encargada a una profesional- y yo la enmarqué. Estuvo siempre sobre la chimenea de la casa del Arrayán, el lugar de honor del living).

También aluciné con los barrios y la arquitectura de París… Montmatre y el Sacré Coeur; les bouquinistes, la Seine con sus puentes, los jardines de Luxembourg, les Champs Elysées….  Era todo bello, bello, bello…  

Y claro, fui a Versailles. Recorrí un poco los hermosos y geométricos jardines de Le Nôtre y evidentemente estuve en esa sala dorada donde me me miré en esos espejos enormes… Y también ahí conocí el trabajo de los ebanistas… En ese palacio están unas de las butacas talladas en madera más lindas que he visto en el mundo.

La galería de los espejos, Palacio de Versailles
Link a foto y datos
Volví a Chile. Acababa de cumplir 17 años y estaba en cuarto medio. Yo era una niñita de Vitacura que no andaba en micro, mi mamá me iba a buscar en auto y por supuesto casi no conocía el centro. 

Y, como siempre, o casi siempre (como comenté aquí), mi norte era ser Arquitecto. Y si bien pasaron cosas importantes ese año, que me hicieron perder el rumbo un poco, al año siguiente sí estudié Arquitectura, en Valpo (un poco de eso conté en Yo nunca supe nada de su historia ).

Amé la Arquitectura desde siempre, porque para mí era mágica (lo expliqué en Conexiones). Y sigo considerando a los arquitectos personas especiales con las que conecto fácil y profundamente  (quizá prueba de eso sean estos dos escritos, "La arquitecta de los sueños" y "Actitud cara de raja", ambos sobre queridos amigos arquitectos). En todo caso, con la vida agregué a la categoría de con los que hago "match" bien, fácil y rápido, a los músicos, los escultores y los físicos y aunque no es en general, también me ha pasado con varios abogados, suficientes como para mencionarlos aquí.

En fin, en lo que a Arquitectura se refiere, fui ayudante de Teoría e Historia de la Arquitectura, y obviamente aprendí mucho de la relación entre el habitar y la felicidad  (de eso comenté esa vez que armaba la mudanza). 
"La casa de la casacada", 1939 fue esta obra de F. Lloyd Right,
que vi en un libro, que me hizo querer conocer a este autor.
Y me enamoré de la arquitectura orgánica, de la cual esta obra es precursora.

En virtud de todo esto, evidentemente, mi backgorund sobre arquitectos pasó de lo clásico, onda Brunelleschi , a lo moderno  
de Gaudí, llegando a Nouvel, y seguirá creciendo, porque me encanta esta displina.

En todo caso, mis favoritos no varían mucho, pues aparecen y se me instalan en el alma. Lo que cambia es el ranking. A veces me gustan más uno que otro, pero la nómina sólo crece, nadie se elimina.

La lista es bastante extensa y en ella están, aleatoriamente, Niemeyer, CalatravaFrank lloyd Right, Tadao Ando, Fran Gehry por nombrar a los primeros que me vienen a la memoria ahora.

(El 2007 yo trabajaba como encargada de Comunicaciones de Fonasa y recuerdo lo de la propuesta de Niemeyer, que finalmente fue rechazada, para la ex cárcel, lugar de donde hice yo un piloto para TV, que ganó un premio en un festival internacional el 2005, by the way -es muy viejo, sacaron el link-).

Comunidad de Castillo Velasco.  Pero no era la mía (no encontré link).
Yo viví en dos, en Simón González y luego en Onogre Jarpe.
Y para ser justos, hay algunos arquitectos chilenos, además de mis amigos, que me encantan, como Ismael Edwards, Luciano Kulczewski,  las comunidades del gran Castillo Velasco (donde viví, en La Reina, un tiempo en los 90, y también visité mucho en Cau-Cau, y gracias a lo cual también conocí la inspiracíon, el gran Barragán); y ya más recientes, me gusta la obra de José Cruz (en general, y en partiuclar la UAI de Peñalolen) y de Germán del Sol (en general y en particular las Termas Geométricas, (una vez estuve ahí, estaba lleno de nieve, no había nadie y escribí para dar las gracias a los amigos).

En  fin, retomando, me encanta la arquitectura pública imponente, de líneas sinuosas y con transparencias… Para vivir en cambio me gusta la madera y el verde. 


Mi tablero de Arquitectura que me gusta en Pinterest
En todo caso, tengo un tablero en Pinterest donde almaceno Arquitectura que me gusta... y también tengo un tablero de Arte, donde a veces guardo las cosas que veo y me llaman la atención, suelen ser bien modernas.

Pero, por cosas que conté un poco aquífinalmente no terminé Arquitectura, pero, como también conté por aquí, la Estética me salvó. 

Me abrió el mundo y fue lo mejor que me ha pasado, académicamente, en la vida. 

Luego, por cosas varias, algunas de las que comento en "La Creación" y en "Entrevista en TVN" , además, hice un Master en Edición y luego saqué el título de periodista.

Mi Tablero de Artes Plásticas en Pinterest
En lo que a Estética se refiere, por supuesto que algo sabía pues en Arquitectura tuve clases de Historia del Arte. 

Y bueno, también me había enamorado de mucho de eso en Europa. 

Y así, con la vida, fui aumentando mi acervo al respecto, hasta hoy.  Es más, hice clases muchos años. Una de esas esas veces fue en la UNIACC (conté algo aquí).

En ese texto que cito, sobre mis clases en la UNIACC, comento algo sobre un gran pintor venezolano, que me gusta mucho, Jesús Soto, pero a nivel de artistas de mis top 10 personal, él, siendo muy bueno, no califica. 

En ese ranking, internacional, están Miguel Ángel, Rodin, Giacometti; Van Gogh, Magritte, Modiglinai, Malevich, en fotografía actual
Untited, Vadim Stein. subida por el autor, nov 2009.
me gusta mucho del trabajo del ruso Vadim Stein….

Por otra parte, la Estética, si bien trata sobre la belleza, es filosófica y teórica, por ende hace que dialoguen dos de mis amores, los libros y el arte. 

De hecho, leí la biografía de Miguel Ángel (esta, maravillosa), la de Miró (y supe que trabajaba muy formal y temprano, nada bohemio) entre otros muchos textos (que nombro en lo de la UNiacc).

Ahora, como decía, la Estética me abrió el mundo. Y si bien disfruto de las diversas manifestaciones artísticas (como he evidenciado en todos estos textos y en estos otros también)…). 

De hecho, hace tiempo que tengo en carpeta un curso de “Historia de la belleza” (aquí el borrador)... Donde partí queriendo dar cuenta del maravilloso libro de Eco que tiene ese nombre, pero luego inventé mi propio esquema. En fin, el punto al que me quería referir es que lo que más me cautivó de esta disciplina es la reflexión profunda a la que invita.

Es esa reflexión la que permite conectar mundos disimiles, y quizá también por ese puente que la Estética establece entre las cosas, comencé a interesarme, desde los 90, y cada vez más, en los Sistemas Complejos… 

Sobre estas conexiones, sobre todo las que vinculan Arquitectura y Biología, y algunas otras refrentes al comportamiento humano, abrí un blog hace un par de años, que actualizo poco, pero  hay algunos textos que podrían resultar interesantes... 

En cuánto a publicaciones en medios sobre arte, tengo poco, pero tengo, y dentro de eso lo que más me gusta es la entreviste que le hice a la Dafne (Anastassious y su hija escultora, Dafne Lyon), y aunque no cuente mucho, también las entrevistas que le hice a la  Delfina (Guzmán) y lo que  hice en una exposición de la Vero (Verónica Büttinhausen aquí Los audios)Más detalles de mi hacer como periodista a veces también en cosas de Arte, pero no siempre, en mi portafolio.

Ahh y hablando de audios, a veces me da por grabar fragmentos de libros que me llaman la atención. Aquí me las doy de algo así como actriz/locutora.

Finalmente, a lo largo de la vida, he hecho muchos tallere de teatro y de contadora de historias... Debería contar más sobre eso... Lo haré... cuando lo haga.

Y todo este largo relato viene a título que me llegó un aviso de trabajo por wsp, el viernes, que decía que buscaban a un Licenciado en Artes o Estética, interesado en la historia del Arte Moderno... Aviso MUY inusual... y bueno, me pasaron cosas con ese anuncio... En fin, toda historia nace de alguna parte, esta viene de "El arte de mi alma, (la previa)". Voilà. 

Commentaires

Posts les plus consultés de ce blog

Los 10 mejores piropos de mi vida

Bye bye Wai Kitai

El arte de mi alma (la previa)