vendredi, juin 20, 2008

¡A Sydney los boletos!

"Tengo la solución de tu vida", me dijo la Claudia el lunes 28 de abril, mientras nos tomábamos el café de las 8:30 am. en su oficina, cuando yo trabajaba en la biblioteca. Me reí, ella tiene esas salidas...

Muy entusiasta, mi amigui Clau me dio detalles del plan que había elaborado el week end recién pasado, mientras pescaba (sí, ella, entera top, pesca con mosca. Ídola).

A medida que yo escuchaba la idea loca de ella, ésta parecía tornarse en una posibilidad concreta... Y claro que era una solución... Había que preguntar esto y lo otro. Ella, tan clever like always, ya lo había hecho. Esperábamos las respuestas. Al día siguiente, ya era un proyecto. Justo la víspera de su viaje a NYC.

Esa tarde -cuando ya los primeros hilos se estaban tejiendo-, tipo 7 pm., estaba exquisita para caminar, y lo hicimos... Gran parte de Lyon, y me dijo: “¿Cachay que probablemente esta es la última vez, en mucho tiempo, que caminamos juntas por aquí?”... Caminar por Lyon con la Claudia era algo frecuente y probable hasta entonces para mí, pero ese día martes, esa frase fue potente... Eso ya podría quizá no ser así pronto... Y así fue. Pitonisa mi amiga.

Sí, menos de un mes después de esa conversación mágica, mis documentos estaban en la embajada de Australia. 2 semanas se tardan en decir sí o no a la visa... Y ¡dijeron sí!!!, el 6 de junio. Y el martes 10 estaba yo arriba del avión rumbo a Sydney....

Esas semanas -entre la conversa con la Clau y el despegue final-, parecieron arena entre los dedos. Las horas no alcanzaban para dejar todo finiquitado. Las cajas que no alcancé a desembalar del Arrayán, y que estaban guardados donde Mati se irían donde la Marcela. Terminar las cosas en el depa. de Merced, para entregárselo al papá. Seguir consiguiendo documentos, pagando cosas, y por supuesto, viendo a la gente que quiero para decirles "chao".

La Mae fue una de las primeras en saber (antes que la cosa fuera certera incluso), y se las ingenió para hacer un viaje a Santiago desde su Temuco natal, a verme y a despedirme. Me acompañó a sacar licencia de conducir internacional, y a dejar cerrado Entel. Estuvo presente cuando mi mamá, sin creerlo, me llamó al cel desde una bullosa calle de Madrid. En eso llegó su Carlos, y lo conocí también.

El sábado previo, mi hermana me hizo una comida de despedida en su casa nueva en el Arrayán. Estaba mi Antón, que ahora vive ahí. Y lo vi y le hice cariñito.... La casa es muy linda, parece de playa... Es de madera oscura, tiene jardín y una chimenea tipo salamandra que prendieron el día de la comida, exquisito.

Ese mismo día en la tarde, le llevé las 30 cajas (sí, 30) llenas de libros, vídeos, y carpetas a la Marce (y un librero para la causa, gracias a la incuantificable ayuda de mi amigo Felipe). La Marce me cocinó un almuerzo delicioso y brindamos por el futuro, con la Claudia Mac, quién me contó unas cosas MUY interesantes sobre la energía y la metafísica.

La Pauli (G), -mi ada asiladora en Vitacura
(viví con ella desde que volví de La Serena hasta que me vine a Syd -some fotos de La Serena, here)-, el lunes, víspera de la partida, me hizo un pequeño cóctel con galletas con salame y Late Harvest (el único vino que me gusta, como saben mis amigos). Tan linda ella.

El viernes en la noche, Marcelo me invitó a su casa (y aproveché de llevarle cortinas y una estufa, que me va a guardar, así como un plumón). Fui con la Conny. Allá estaban Marta y Ángeles. Como siempre, N risas y largas conversas de lo humano y lo divino.

El sábado me junté con Luís, a quien le dejé en custodia mi escultura de Sergio Castillo Amunategui (hecha especialmente para mí, y regalada para mi cumple n° 21). Luís me sacó maravillosas fotos, como siempre (aquí algunas).

Uno de esos días, también estuve con RM, mi súper héroe personal, con quien compartí un café en el Mosqueto (de Mosqueto).

El lunes 9 de junio en la noche fui a dejar a mi maestro Freddy a su casa, que ya había terminado de hacer todo en el depa., y le regalé las herramientas... De todo el universo, era la persona que más las iba a valorar, porque trabaja con ellas. (Yo no tenía donde guardarlas, y si necesito un arreglo, jamás lo voy a hacer yo -no nos engañemos-, obviamente llamaré a un maestro, como al Freddy, y es mucho mejor si él trae sus herramientas, ¿ o no?).

Iba al depa. manejando, el lunes 5 de junio en la noche, después de un día larrrrrrrrrrrgo, cuando llamó la Nadia, quien había cambiado de cel ese día (por eso no la había pillado). Fui a su casa, que está siempre con algo nuevo y lindo, y algo en plena faena... Me mostró el arreglo de la entrada que diseñó ella, y nos acordamos de cómo era su living antes. Me habló de su invitación a Salvador de Bahía y a Italia al festival de Performances (qué chora mi amiga, que es invitada a esas cosas). Y nos dimos un enorme abrazo de despedida.

Un poco antes, había comido con Gustavo en su casa. Ahí me mostró “Poeta en NYork”, según él, el mejor libro de poemas de Lorca. Me contó del tratado de libre comercio con Australia recientemente firmado. Nos lamentamos que yo no podría entrevistar a Jorgito (su amigo que se compró el palacio donde vivía el mago más famoso del mundo, que vive en Hollywood, trabaja para el cine, y en cuya casa vi el grabado de Matta –original- del 11 de sept (1973), y un bello cuadro de Jesus Soto, que me encanta. -De harto de esto, hablé antes, aquí-).

Gustavo también me contó que fue finalmente elegido para el cargo al cual había sido nominado en verano (cuyo nombre olvidé)... Uno top, del cual depende nada menos que muchos aspectos (o todos) del CNCA, wow... (Una lata, ahora que tengo pituto, resulta que justo es un amigo honrado...).

Y así, vi a mucha gente, como a mi abuela, a la Pauli, mi escultora favorita, que está embarazada de su primer hijo, fui al cumple de Felipe, estuve con Mati y la tía Carmen, etc. A otra gente que está físicamente más lejana, sólo las contacté por fono (mi mamá en Madrid), la Ceci y Claudio en Viña, La Sol en Valpo., etc. Y otros por msn, como mi hermana en Berlín, Daniel en París, la Ale quién sabe dónde, Javier en Villa Alemana, Mau en Talca, etc.

Y bueno, antes de partir me di tiempo para hacer cosas memorables como ir a la exposición de Da Vinci en Espacio Kennedy (de la cual la Mae me habló maravillas). Ir a la acupuntura por 4 sesiones (aunque eran 10...). Hacer el Taller 1 (“Crear mi Vida”), con la Marty Brito y luego ir a jugar “Encuentro” al centro Cala en Providencia. (De todo esto hablaré en algún momento, espero).

Alcancé también a ir al dentista, pues es MUY caro aquí según me contaron, y mi seguro médico no lo cubre si no es emergencia. Pude also comprar “El amor en los tiempos del Cólera” en español, de regalo. Lo único que no alcancé a hacer que me hubiera gustado, es ir a visitar a la Elvira y a su guagua ya nacida, (la vi 2 días antes que naciera la Laura), y a la Carola (y su guagua nueva). Pero las veré en diciembre, cuando vuelva...

Sí, vengo por 6 meses en principio, pero quién sabe.... Es mi primer viaje a ultramar por más de 3 meses (mi record eran 3 meses cuando fui a Europa a los 17, y 2 meses por varios lugares en un barco japonés, el 2002).

Llevo una semana en este lado del planeta, hace frío, es invierno (en rigor es otoño, pero es como invierno ya). Cuando allá son las 20:27 pm del viernes, aquí son cerca de las 10:00 horas del sábado. Ustedes quizá recién llegan a casa, y aquí, varios, como yo, nos preparamos para ir a pasear porque hay sol (estuvo lloviendo durante la semana). Como dato, aquí se trabaja hasta las 5 pm en general, hora en que ya está oscuro. Aunque a las 7:00 está claro. Una cosa por otra. En fin, pronto más news from Sydney. Por ahora, algunas fotos inciales. Good Bye!!!

*La foto del post es con mi cel, desde el avión, la saqué yo. Es una vez que despegamos desde Auckland, o sea es el amanecer en New Zeland, vale decir, el primer amanecer del planeta. Pues desde ahí, hay como 4 horas en avión a Sydney, destino de mis boletos. Wuaaaaaaaaaaaa. Estoy feliz.

5 commentaires:

Anonyme a dit…

Super bien el reporte, me gustaría ver fotos del italiano compañero de viaje y chef... y también fotos y más fotos de Sydney...

Una abrazo
Mae

pame a dit…

que giro!!! qué increíble entrar aquí y leer esto... da como cosita! que te vaya súper súper, espero que sea una experiencia increíble y que nos cuentes más de cómo pasó todo esto!

Bueno, sé que tendremos reportes... detallados!!

miles de cariños, buena aventura!

Anonyme a dit…

que feliz soy para ti y triste para mi al pensar que puede que no te vea a mi proximo pase en Chile.
Cariños
El del avion

Faracita a dit…

Ufff...

Gran cambio en pocos días!!
Mil gracias por los datos de magíster! Se agradecen... y no se preocupe que hablo inglés de corrido y estudiar fuera es la mejor opción por ahora... tamos trabajando en eso...

Mil gracias por la visitas y las palabras!
Estamos leyéndonos!

Katinita a dit…

Hola,

Gracias a todos por venir, leer y comentar.

Mae,

Gracias por tu palabras. El chef del avión me dejó un coment más abajo, ¿viste?, pero lástima, no tengo una foto de él. Y bueno, las fotos de Sydney, como viste, ya estpan en picasa, con leyenda y todo.

Cariños.


Pame,

Gracias por la visita. Cada uno aventurea a su estilo, o sea, tú levay 6 meses casada... Es la media aventura también!!!. Y espero que comentes mis reportes!!!. Besos.

Annónimo (Mister del avión),

Gracias or venir y escribir. Me salvaste las 800000000 horas de vuelo con la conversa!!!!.

A ver si nos vemos en Adelaide como quedamos,

cariños,

Faracita,

Bienvenida a mi casa. De nada por los tips magisterísticos. Y sí, muchos cambios en poco rato. Me alegro por tu inglés y por el futuro...

Nos leemos!!!!


Gracias a todos nuevamente,

Katinita